Un avión de Ryanair en Lavacolla, en una imagen de archivo

Cerdeña en una «gommone»

NAVEGAR POR EL GOLFO DE OROSEI es un placer asequible. No hace falta ser Flavio Briatore para disfrutar de la belleza apabullante de las costas de Cerdeña. Es más, es mejor no serlo