Blanco a 400 metros de distancia

Hace cinco años, un equipo de tiradores de la Brilat abatió al cabecilla que lideraba los ataques de la insurgencia contra las tropas gallegas desplegadas en Afganistán