Pedro Sánchez, durante la última sesión de control en el Congreso

Bielefeld sí existe

La ciudad alemana ofrecía un millón de euros a quien pudiera demostrar que solo era ficción, con lo que trataba de contrarrestar una teoría conspiratoria en torno a la urbe