.

El lado oscuro de los alquileres

Las empresas de servicios alemanas que contratan inmobiliarias y propietarios para administrar sus viviendas reducen la calidad de sus servicios, convirtiéndose en la pesadilla del inquilino