ERC

Pedro Sánchez y Adriana Lastra, poco antes del comienzo de la sesión de investidura.

Sánchez defiende el diálogo con Cataluña y la derecha lo acusa de traicionar a España

El candidato socialista tiene garantizada la investidura el martes pese a que Ana Oramas, de Coalición Canaria, anunció que su partido votará no y a que Rufián tensó el debate: «Si no hay mesa de diálogo, no habrá legislatura». La sesión ha durado más de 12 horas y en ella se han múltiples momentos de tensión dialéctica