Cibertensión China-EE.UU.

Pekín considera que no se la puede acusar de ser el origen de los ataques informáticos sin realizar una investigación a fondo