Un siglo de Negroni, el cóctel del conde

Un buen día, el noble Camillo Negroni pidió al barman del Caffè Casoni de Florencia, Fosco Scarselli, un Americano adaptando la receta a su manera: vermú, Campari y ginebra, a partes iguales. Ese buen día fue en 1919