.Gabilondo y Leiceaga, juntos en Santiago.

Avilés, en vía muerta

La eliminación de la barrera ferroviaria se ha vuelto utopía tras dos décadas de debate, un mínimo presupuesto y cinco estudios