El empresario noruego Magnus Blikstad, con su familia en la imagen En el recuadro, el rótulo de su calle en Gijón
El empresario noruego Magnus Blikstad, con su familia en la imagen En el recuadro, el rótulo de su calle en Gijón

Magnus Blikstad, el empresario noruego que pagaba el mejor jornal de Gijón

Su nombre entró en 1909 en el callejero de la ciudad,  en la que residió una década estando al frente de una fábrica de maderas de Marqués de San Esteban. «Ha hecho por los obreros lo que no ha hecho ningún burgués español», le agradecieron sus empleados cuando regresó a Noruega

El empresario noruego Magnus Blikstad, con su familia en la imagen En el recuadro, el rótulo de su calle en Gijón

¿Intriga psicológica o acción visceral?

La frialdad noruega o la furia española. Dos autoras, dos nacionalidades y dos buenos «thrillers» que nos atrapan con redes muy distintas, pero igual de eficaces