Sin rastro de pederastia ni de disculpas

La policía británica cierra el caso de los supuestos abusos por parte de políticos y exmilitares. Las acciones habrían tenido lugar entre los años 70 y 80