.

El mito que reniega de sí mismo

En «Lo niego todo», Joaquín Sabina dice que no es el ángel negro ni el profeta del vicio. Tampoco, un cantante de orquesta o el Dylan español.