.

Decir tacos es bueno para la salud

NO SE TRATA TANTO DE HABLAR MAL como de sacar afuera lo que uno siente ante una situación de estrés y de dolor físico o emocional. Dos psicólogas, Rosa Cerqueiro y Alejandra Dotor, nos confirman este estudio de la Universidad de Keele que, ojo, diferencia entre palabrota e insulto. El segundo no beneficia ni al que lo lanza ni al que lo recibe.