Moncloa avisa de que Puigdemont puede incurrir en un delito de usurpación de funciones si se resiste a su cese

Junto al Gobierno catalán también cesará todo su personal de confianza: 141 cargos eventuales


El todavía presidente catalán, Carles Puigdemont, deberá abandonar su cargo una vez que sea publicado su cese en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y si no lo hace podría incurrir en un delito de usurpación de funciones si se resiste a aceptar su cese y se atrinchera en el Palau de la Generalitat, según han informado fuentes de Moncloa.

El Consejo de Ministros extraordinario ha acordado este viernes los ceses de Puigdemont, su vicepresidente Oriol Junqueras, y todos los consejeros del Gobierno catalán, a los que no hay que comunicarles la decisión porque basta con la publicación en el BOE. A partir de ese momento, dejarán de percibir sueldo por el cargo que ostentaban y tener firma, según las mismas fuentes.

Ante la posibilidad de que Carlos Puigdemont o sus todavía consejeros se resistan a dejar sus actuales cargos, en el Ejecutivo han advertido de que puede incurrir en un delito de usurpación de funciones, cuya regulación está tipificada expresamente en el Código Penal.

El Código Penal prevé penas de entre uno y tres años de prisión para el delito de usurpación de funciones Así, el artículo 402 define la usurpación de funciones públicas como «el que ilegítimamente ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario público atribuyéndose carácter oficial». Y añade que «será castigado con la pena de prisión de uno a tres años».

Fuentes de Moncloa han precisado además que, junto al Gobierno catalán, el decreto que se publicará en el BOE recoge el cese de todo su personal de confianza: 141 cargos eventuales.

Según explican esos cargos cesan con aquellas personas que los han nombrado pero el Gobierno ha querido incluirlos expresamente en el acuerdo aprobado este viernes en la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

En concreto, ese acuerdo del Gobierno se estructura en varios apartados: en primer lugar, el cese de Puigdemont; después el cese de sus consejeros; el tercer apartado se centra en explicar cómo los ministerios asumen las competencias de las diferentes consejerías catalanas (para lo que se incluye un anexo de equivalencia); en cuarto lugar, se incluye el cese de los cargos eventuales ; y, finalmente, la convocatoria de elecciones en Cataluña para el 21 de diciembre.

Reunión de secretarios de Estado y de subsecretarios

Precisamente, este sábado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reunirá a la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios en la Secretaría de Estado para las Administraciones Territoriales para articular la batería de medidas al amparo del articulo 155 aprobadas este viernes.

Esta reunión, que suele realizarse los miércoles para abordar los asuntos que pueden ir el viernes siguiente al Consejo de Ministros, tendrá lugar en esta ocasión justo al día siguiente de que el Gobierno haya adoptado esas primeras medidas para la intervención de la autonomía de Cataluña.

Aparte del cese del Gobierno catalán, se han acordado los ceses del secretario general de Interior, el director de los Mossos d'Esquadra y la extinción del Diplocat y las llamadas 'embajadas', así como los ceses de los delegados de la Generalitat en Bruselas y Madrid y la extinción de las secretarías de la Presidencia y la Vicepresidencia.

Puigdemont calla en el pleno y habla en las redes y ante sus seguidores

La Voz

El president de la Generalitat, cuya destitución ha aprobado el Senado, se negó a intervenir durante la sesión plenaria en el Parlament y prefirió, tras el pleno, tuitear y dirigirse a los partidarios de la independencia que se aglutinaron en la sede parlamentaria

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, cuya destitución ha aprobado el Senado en el marco de las medidas previstas en el artículo 155, tuvo en vilo a los ciudadanos y a los medios de comunicación durante más de tres horas y media. Fue el jueves, cuando la convocatoria de elecciones autonómicas que iba a anunciar acabó convertida en el preludio de la declaración de independencia por parte del Parlament catalán. Las últimas palabras de Puigdemont fueron: «Es necesario que en estas horas que se nos presentan el compromiso con la paz y el compromiso con el civismo se mantengan más firmes que nunca porque sólo de este modo, y subrayo, sólo de este modo, podremos acabar ganando».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Moncloa avisa de que Puigdemont puede incurrir en un delito de usurpación de funciones si se resiste a su cese