Exministros chavistas investigados por recibir sobornos de Duro desviaron 2.000 millones a Andorra

Juan M. Arribas REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Nervis Villalobos
Nervis Villalobos

Una juez andorrana sospecha Nervis Villalobos y Javier Alvarado cobraron comisiones de hasta el 15%

14 dic 2017 . Actualizado a las 17:14 h.

Exministros de Hugo Chávez cobraron presuntamente más de 2.000 millones de euros en comisiones ilegales y los ocultaron en Andorra. Se trata de Nervis Villalobos, exviceministsro de Energía y Petróleo y de Javier Alvarado, también exviceministro de Energía y expresidente de Electricidad de Caracas, según publica hoy El País. Hay que recordar que la Fiscalía Anticorrupción se querelló hace tres meses contra ambos dirigentes chavistas por recibir sobornos de Duro Felguera. En la denuncia, la Fiscalía también incluyó a Juan Carlos Torres Inclán y Ángel Antonio del Valle, ex presidentes de la empresa de ingeniería asturiana.

Un juzgado de Andorra está investigando la red de sobornos que convirtió en multimillonarios a los altos cargos venezolanos por intermediar para que compañías extranjeras se hiciesen con adjudicaciones de Petróleos de Venezuela. En la trama también aparecen familiares y testaferros. Todos ellos justificaron sus ingresos ante el banco andorrano como honorarios por trabajos de asesoría y consultoría a empresas. La investigación mantiene que esos presuntos trabajos nunca existieron. La jueza que lleva el caso sospecha que el grupo cobró comisiones de entre el 10% y el 15% a empresas extranjeras. Para el presunto blanqueo, la trama operó a través de una maraña de sociedades ficticas.  

Nervis Villalobos fue detenido en Madrid en octubre. Anticorrupción investiga los pagos de Duro Felguera de 89 millones de euros por tres contratos técnicos de asesoría  y sostiene que la empresa asturiana usó la capacidad de influencia de Villalobos para conseguir contratos, algo que la compañía niega. La empresa asturiana firmó en 2009 un contrato con Electricidad de Caracas para la construcción de la central de ciclo combinado de Termocentro por valor de 1.500 millones de euros. En ese momento, el presidente de la venezolana era Javier Alvarado.