El centro derecha avanza ante la caída del PSOE y Podemos

La formación morada pierde más de tres puntos y se desinfla a la cuarta posición en una encuesta que subestima la irrupción de Vox


Redacción / la voz

De la larga resaca de las elecciones andaluzas, el CIS solo se ha quedado con el varapalo de Podemos. Ni el desgaste del PSOE, ni el declive del PP ni, sobre todo, la aparición de Vox como alternativa parlamentaria. El partido de Pablo Iglesias continúa cayendo en las encuestas y aparece ahora como cuarta opción, luego de perder más del 3 % de los apoyos respecto al anterior barómetro. Los socialistas se dejan otros dos puntos, aunque mantienen una distancia holgada sobre el Partido Popular. La brecha entre ambos se reduce desde la encuesta de octubre, cuando el partido en el Gobierno aventajaba en más de trece puntos a los populares.

El bloque de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa se diluye ahora con la subida del centroderecha. En noviembre, la izquierda sacaba seis puntos en intención directa de voto a PP, Ciudadanos y Vox, una diferencia que se reduce este mes a apenas dos puntos. Y lo hace, sobre todo, por la depresión sufrida en Podemos y la estabilidad que el CIS otorga a los partidos de Casado y Rivera. El terremoto del palacio de San Telmo no se deja notar en el conjunto del país. El programa de Santiago Abascal consiguió convencer entonces a unos 400.000 andaluces, pero el inesperado éxito de Vox no ha contagiado a los entrevistados por el instituto público entre los días 1 y 12 de diciembre, justo después de conocerse los resultados de las elecciones que les han puesto bajo el foco mediático.

La irrupción de Vox como alternativa no ha sido tal. La formación de extrema derecha consigue crecer algo más de un punto, pero sin alcanzar una intención de voto del 4 %. El CIS desbarajusta así las estimaciones publicadas en diciembre por varios medios de comunicación, que coincidían en dar la mayoría absoluta a un bloque de centroderecha en el que se integraba también a Vox. Una de ellas, la elaborada por el centro Sigma Dos para El Mundo, llegaba a otorgar un apoyo del 13 % a los de Abascal y la entrada en el Congreso de los Diputados con hasta 45 parlamentarios.

Críticas del PP

El barómetro de diciembre -publicado días después de terminar el mes, tal y como había pasado en la anterior edición por los comicios en Andalucía- ha salido bajo la tercera metodología utilizada desde la entrada a la presidencia del CIS de José Félix Tezanos, histórico dirigente socialista. En esta ocasión, se limita a ofrecer «datos directos de opinión» recabados a partir de 3.000 entrevistas en vez de incluir un pronóstico sobre estimación de voto.

El PSOE ha vuelto a mostrarse satisfecho con los resultados. Rafael Simancas, secretario general del grupo en el Congreso, advirtió que en el barómetro «no hay cocina» ni «trampa ni cartón». Menos optimista estuvo Pablo Casado, que comparó al CIS con «el especial de Nochevieja de José Mota».

Iglesias, el peor valorado

Todos los líderes políticos en el Congreso suspenden en el barómetro de diciembre. El presidente del Gobierno sigue siendo el mejor valorado por los encuestados, rozando el cuatro en una escala del uno al diez. Pablo Iglesias es quien sale peor parado, con una nota que no llega al tres.

La clase política sigue siendo el segundo problema que más preocupa a los españoles, por detrás del paro y por delante de la corrupción y el fraude o los problemas económicos. El barómetro deja otro dato a tener en cuenta de cara a este año electoral: un 44,3 % responden que votarán a la misma opción en la triple cita con las urnas del mes de mayo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El centro derecha avanza ante la caída del PSOE y Podemos