Los taxistas vuelven a colapsar el centro de Barcelona

Han iniciado una huelga indefinida en respuesta al decreto del Gobierno catalán que permitirá contratar servicios VTC con una antelación mínima de 15 minutos


La Voz

Los taxistas de Barcelona iniciaron ayer una huelga indefinida en protesta por la nueva normativa que impulsa el Gobierno catalán para regular los vehículos de alquiler con conductor (VTC) y que establece que estos servicios deban contratarse con una antelación mínima de 15 minutos.

Tras conocer la propuesta de la Generalitat, los taxistas, que exigían que la precontratación de los servicios de compañías como Uber o Cabify fuera de al menos seis horas, celebraron una reunión urgencia en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde decidieron ir a la huelga y bloquear nuevamente, como ya hicieran el pasado verano, el centro de Barcelona con sus coches.Sus colegas de Madrid también iniciarán la próxima semana un paro indefinido.

La movilización que se ha iniciado en Cataluña ya tuvo su efecto en el tráfico de la ciudad, que se vio colapsado desde primeras horas de la tarde del viernes por los automóviles de centenares de taxistas, que ocuparon el tramo central de la Gran Vía de Barcelona. Es posible que se mantengan concentrados en este punto, como hicieron durante varios días hace unos meses, lo que provocó un auténtico caos circulatorio en la ciudad condal.

La normativa a la que se opone el sector fue defendida por el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, quien destacó que la antelación mínima de 15 minutos para contratar un servicio VTC es un intervalo «proporcional» y «muy sólido jurídicamente», y destacó que fijar períodos más largos, como piden los taxistas, sería hacer un «brindis al sol», ya que podrían ser invalidados por la justicia. Otra novedad del decreto de la Generalitat es que cuando un ciudadano quiera contratar el servicio de Uber y de Cabify, por ejemplo, la geolocalización de la aplicación «no podrá estar activa», por lo que no podrá ver qué vehículos VTC tiene en sus inmediaciones.

Las medidas de la Generalitat, sin embargo, han enfurecido a los representantes de los taxistas, que abandonaron el Consejo del Taxi antes de acabar la reunión.El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, aseguró que este decreto es una medida «insuficiente» que no evitará la competencia desleal que, a su juicio, practican las empresas VTC cuando encadenan servicios. «Nos conformábamos con seis horas de precontratación», dijo Álvarez, quien confía en que la Generalitat «dé un paso atrás» y acceda a ampliar este plazo.

Comentarios

Los taxistas vuelven a colapsar el centro de Barcelona