Sánchez recibirá en Moncloa a Casado, Rivera e Iglesias a principios de la próxima semana

El objetivo de estos encunetros es «analizar la situación política» del país tras las elecciones, según informan fuentes gubernamentales


Madrid | La Voz

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, mantendrá una serie de reuniones a lo largo de la próxima semana en el Palacio de La Moncloa con el presidente del PP, Pablo Casado, con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con el objetivo de «analizar la situación política» del país tras las elecciones del pasado domingo, según informan fuentes gubernamentales a las que ha tenido acceso La Voz.

El primer encuentro tendrá lugar el lunes día 6 alas 13.00, hora en la que está citado Casado. Será la primera ocasión en la que el jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición tengan un encuentro desde que el pasado verano Casado acudió a Moncloa al poco de conquistar el liderazgo del PP.

Al día siguiente recibirá a Rivera a partir de las 11.00. La relación entre Sánchez y el dirigente de Ciudadanos no es la mejor desde hace unos meses, algo que pudo comprobarse durante los dos debates celebrados en la campaña electoral. A pesar de que ambos sostienen que no pactarán para la investidura del candidato socialista, un acuerdo entre ambas formaciones allanaría la conformación de un Gobierno sin la necesidad de que Sánchez tenga que recurrir a los independentistas.

El jefe del Ejecutivo acabará esta ronda de encuentros el mismo día a las 17.00, hora en la que está citado Pablo Iglesias, su principal aliado al final de la pasada legislatura y el favorito para desbloquear la investidura de Sánchez.

El PSOE solo quiere acuerdos programáticos con Unidas Podemos

Descarta a Vox de las conversaciones institucionales

La Voz

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha insistido en que aspira a tener un Gobierno socialista en solitario aunque ha asegurado que el PSOE tiene «voluntad» de llegar a acuerdos con el resto de partidos, aunque tiene «preferencia» de negociar con Unidas Podemos.

En declaraciones a los medios de comunicación en la manifestación por el Día Del Trabajador, Ábalos ha explicado que la intención del PSOE es mantener un Gobierno «como el que tenemos», es decir, un gobierno en solitario «y con personalidad» después de ser la fuerza más votada el pasado domingo. «Siendo la primera fuerza se nos debe respetar tener un gobierno socialista», ha destacado.

Sin embargo, ha asegurado que el Ejecutivo va a iniciar una ronda de contactos con PP, Ciudadanos y Unidas Podemos porque «hay voluntad» de «entenderse y llegar a acuerdos». Entre las tres fuerzas con las que se va a reunir el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, la próxima semana, Ábalos ha confesado que la «preferencia» es acordar con la formación de Iglesias puesto que existe «una experiencia previa».

«Es lógico pensar que con Unidas Podemos podemos tener acuerdos con carácter programático. Es fácil para llegar a acuerdos», ha resaltado el ministro de Fomento para después señalar que las declaraciones del secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en las que dice que es «imprescindible» que su formación entre en el Gobierno, son «una apreciación subjetiva».

En cuanto a las negociaciones con Ciudadanos, Ábalos ha recalcado que con la formación naranja «no se dan las condiciones» para conseguirlas ya que la actitud del partido de Rivera es «que no ha entendido que ha habido unas elecciones y no han entrado en la fase de reflexión».

Aún así, Ábalos ha insistido que tras las reuniones de la próxima semana espera encontrar «un parlamento muy plural, más plural que nunca». «Con cinco formaciones de carácter nacional que hacen necesario hablar y entenderse e incluso de plantear acuerdos con diferentes actores en cada caso», ha añadido.

Vox queda fuera

 Para el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, Vox quedaría al margen de estas conversaciones porque no es «una fuerza para iniciar conversaciones para entendimiento institucional». 

Ábalos ha reiterado que el objetivo de Sánchez es mantener un Ejecutivo «con personalidad, indiscutiblemente socialdemócrata y dentro del marco constitucional». «Lo que queremos es que siendo la primera fuerza, y con diferencia respecto a cualquier otra, se nos pueda respetar el poder tener un gobierno claramente socialista», ha dicho el también ministro de Fomento en funciones, mientras resaltaba que el PSOE tiene voluntad de pactar, dialogar y llegar a acuerdos «con diferentes actores en cada caso».

En este sentido, ha apostado por Unidas Podemos para alcanzar «acuerdos programáticos», circunstancia que no se daría, a su juicio, con Ciudadanos, partido al que ha acusado de tener una actitud que «sigue siendo la de alguien que no entiende que ha habido elecciones», ya que «no han acusado su impacto».

Con motivo del 1 de Mayo, el responsable del PSOE ha recordado que su partido surgió de «la organización del mundo obrero» y ha destacado que el PSOE cumple este jueves 140 años de historia, por lo que la celebración de este año del Día del Trabajo adquiere una significación «muy especial» para los socialistas. 

Vox anuncia que exigirá la revisión del escrutinio en todo el país

Noelia Silvosa

La formación de Abascal pedirá que se abran de nuevo todos los sobres y se comprueben las actas «para que haya una verdadera transparencia», dice Ortega Smith, que espera «que no tengamos que decir que ha habido un pucherazo»

Vox anuncia a través de un tuit que va a exigir la revisión del escrutinio en toda España tras la aparición de decenas de miles de votos nulos en las anteriores elecciones autonómicas. La razón la esgrimió el secretario general de la formación de Santiago Abascal, Ortega Smith, que asegura que lo harán «para que haya una verdadera transparencia entre lo que los españoles han votado y la representación en el Congreso». 

En el mensaje puede visualizarse un vídeo en el que Ortega Smith confirma dicha petición: «Vamos a hacer un rigurosísimo cumplimiento de la legalidad, y me estoy refiriendo a la aplicación del escrutinio. Fue Vox el partido que tuvo que exigir en las pasadas elecciones que se cumpliera la ley orgánica del Régimen General Electoral, que obliga a todas las Juntas Electorales Provinciales abran todos y cada uno de los sobres de todas y cada una de las mesas de España y se comprueben, una a una, todas las actas tal y como fueron firmadas». Es importante, insiste el dirigente de Vox, porque en las elecciones autonómicas «descubrimos un porcentaje muy importante de votos que estaban mal computados a través de las empresas contratadas por el Gobierno para ese escrutinio electrónico que hacen el mismo día de las elecciones».

Seguir leyendo

Comentarios

Sánchez recibirá en Moncloa a Casado, Rivera e Iglesias a principios de la próxima semana