Cataluña decide hoy si da continuidad o no al proyecto independentista

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Quique García | EFE

Hasta nueve de las 23 listas en liza tienen opciones de lograr representación

14 feb 2021 . Actualizado a las 18:09 h.

Más de cinco millones de catalanes están llamados este domingo a las urnas en las decimoterceras elecciones autonómicas en la comunidad desde la restauración de la democracia y la aprobación del Estatuto. Unos comicios en los que los votantes deben decidir si Cataluña sigue enmarañada en lo que queda del ya largo procés, si lo reorienta o si le da carpetazo. Serán también las quintas elecciones desde el 2010, cuando la política catalana se encaramó a un carrusel de inestabilidad y repeticiones electorales hasta entonces inéditas en un escenario dominado durante décadas por la extinta CiU: en diez de las doce citas fue la formación que obtuvo más escaños y en ocho de ellas ganó también en voto popular. Solo los posconvergentes de Junts en el 2015 y Ciudadanos en el 2017 rompieron esa hegemonía ganando a la vez en papeletas y diputados. Los socialistas cosecharon más sufragios en 1999 y el 2003, pero Convergencia se impuso en ambas citas en número de parlamentarios.

5.368.881 catalanes —sobre una población total de 7.680.479 habitantes— están convocados hoy, la mayor parte de ellos en la provincia de Barcelona, que con 3.998.444 ciudadanos con derecho a voto elegirá a 85 de los 135 diputados del Parlamento autonómico. En Gerona se asignarán en esta jornada 17 escaños; otros 15 en Lérida, y Tarragona decidirá el destino de otras 18 plazas en el hemiciclo de la Ciudadela.

Caída de la participación

La participación será una de las claves de la jornada, ya que todos los sondeos apuntan a un notable incremento de la abstención —a causa de la pandemia y del hartazgo ciudadano— que podría alterar significativamente los actuales equilibrios parlamentarios. En el 2017 se cosechó un récord de asistencia a las urnas, con un 79,09 % del censo, pero se estima que este porcentaje podría desplomarse hasta en 20 puntos.

Ningún cabeza de lista de las principales formaciones en liza repite respecto a la convocatoria del 2017. Carlos Carrizosa (Cs), Laura Borràs (Junts), Àngels Chacón (PDECat), Pere Aragonès (ERC), Salvador Illa (PSC), Jéssica Albiach (En Comú), Dolors Sabater (CUP), Alejandro Fernández (PP) e Ignacio Garriga (Vox) lideran nueve de las 23 candidaturas que aspiran a lograr representación en la Cámara.

Las últimas encuestas auguran que las formaciones más votadas rondarán los 30 escaños, muy lejos de la mayoría absoluta de 68 diputados, lo que, añadido a los vetos cruzados entre siglas, obligará a tejer complejas alianzas para formar Gobierno.

La principal incógnita que se resolverá esta noche es si se reedita el Gobierno de coalición entre Junts y Esquerra, con el apoyo parlamentario de la CUP, o si Salvador Illa logra los escaños suficientes para presidir un tripartito de izquierdas con PSC, ERC y los comunes, aunque los republicanos han rechazado ya —incluso por escrito— cualquier opción de un acuerdo con los socialistas.

La fragmentación política se refleja en la multiplicación de candidaturas: 15 concurren por Barcelona y hasta 18 en cada una de las otras tres provincias, un incremento notable frente a las 9 de Barcelona y Tarragona, y las 10 de Gerona y Lérida, que compitieron en el 2017. Son en total 23 listas diferentes y suman 2.175 candidatos al Parlamento catalán: 1.155 hombres y 1.020 mujeres.

Para garantizar que el papel no se queda corto, incluso en el caso de que todo el censo electoral decidiese acudir hoy a votar y lo hiciese además en bloque por un mismo partido, en las mesas habrá disponibles 5.361.290 papeletas de cada una de las candidaturas. Otros cinco millones se han enviado a los domicilios para facilitar que los votantes acudan con su sobre ya preparado y reduzcan al mínimo la estancia en los colegios para evitar contagios.