El cáncer de páncreas podrá diagnosticarse con un análisis de heces

Raúl Romar García
R. Romar REDACCIÓN

ACTUALIDAD

CNIO

Es uno de los tumores más mortíferos porque suele detectarse en su fase final, cuando ya es demasiado tarde, un escenario que podría cambiar gracias a una investigación del CNIO y del Laboratorio Europeo de Biología Molecuar que han identificado en los microbios del intestino una huella molecular que alerta de su aparición

17 mar 2022 . Actualizado a las 21:02 h.

El cáncer de páncreas no avisa. Es un tumor silencioso. Cuando sus síntomas empiezan a hacerse palpables suele ser, por lo general, demasiado tarde. Coinciden con la última fase de la enfermedad, en la que ya no existe opción para la cirugía, a lo que hay que añadir que el arsenal terapéutico para frenarlo en estadios avanzados es muy limitado.

Son razones objetivas que avalan que los tumores de páncreas, sin ser de los más frecuentes, representan la tercera causa de muerte por cáncer en España, solo por detrás de los de pulmón y colon. Y, lo que es peor, los oncólogos advierten de que la enfermedad va en aumento, no solo entre los mayores sino que también se están identificando casos en población joven de entre 40 y 55 años.

Sin una terapia eficaz para contrarrestarlo, la única alternativa que existe para cambiar el actual escenario de elevada mortalidad pasa por el diagnóstico temprano. Pero, a día de hoy, tampoco existe una herramienta clínica para detectarlo a tiempo. Una situación que podría cambiar gracias a una investigación conjunta del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), que han identificado en los microorganismos del intestino (bacterias, hongos o bacterias) una huella para identificar el cáncer de páncreas en sus estadios iniciales.