Pajares como las Termópilas y la Corea del Norte de España

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCIÓN

ASTURIAS

J.L.Cereijido

El turno de preguntas al presidente por los grupos parlamentarios abordó el declive demográfico, la dependencia y los retrasos en la Variante

21 abr 2017 . Actualizado a las 18:33 h.

El envejecimiento de la población de Asturias, el «invierno demográfico» al que se ha aludido a lo largo de la legislatura, el hecho de que el Principado sea la comunidad con el menor porcentaje de jóvenes entre sus habitantes y las consecuencias que todo ello tienen para el sector educativo, dominó la mayor parte del debate en el sesión del pleno de la Junta General con turno de preguntas al presidente. La abrió el diputado del PP Luis Venta (la presidenta del partido, Mercedes Fernández, no había acudido al parlamento en esta jornada) quien le planteó a Javier Fernández a qué atribuía la marcha de los jóvenes de Asturias. Lo hizo Venta recordando el fracaso del Plan del Retorno del Talento (al que no se presentó ninguna solicitud),la escasez de ayudas para las guarderías públicas o beneficios fiscales que, a su juicio, amenazan con «llevar a la región a convertirse en un macrogeriátrico en 15 años». Y también recordando cuando el entonces presidente Areces habló de «leyenda urbana» para referirse al éxodo juvenil (en realidad dijo que lo era la cifra de jóvenes que dejaban Asturias, no el hecho de que se fueran en sí, pero esta es también una leyenda ya asentada sin remedio).

Javier Fernández le recriminó a Venta que asumiera este debate, «el más dramático al que tiene que enfrentarse esta comunidad» con, a su juicio, argumentos que son «simplificaciones» ya que según aseguró todos esos datos sobre mengua poblacional en Asturias no son muy distintos de los de otras comunidades del noroeste español, es así en Cantabria, Galicia, Castilla y León e incluso en el País Vasco. Reivindicó el presidente que el pacto demográfico se hubiera abordado como prioridad estatal en la última conferencias de presidentes autonómicos y para enfrentar a la leyenda urbana de Areres esgrimió que distintos cargos del Ejecutivo central del PP llamaran a la emigración «movilidad exterior», la atribuyeran al «espíritu aventurero de los jóvenes» o que la propia ministra de Empleo, Fátima Báñez, encomendara el aumento de trabajo «al manto del Rocío».

Regresó el asunto en la pregunta de Ciudadanos, por boca de su portavoz Nicanor García, quien señaló además la relevancia del problema por el hecho de que dos grupos «no conectados en absoluto, por lo menos aquí» hubieran llevado la cuestión al pleno en un mismo día. El diputado naranja achacó buena parte del declive demográfico a que «la Formación Profesional no está adaptada a la realidad del mercado laboral» y a un «exceso de titulados en la Universidad». García aseguró que los grados superiores de FP agraria ya no se pueden impartir en Asturias o que hay más demanda en las empresas de caldereros respecto al número de alumnos que estudian esta especialidad y que para arreglarlo sería necesario o emprender un proyecto gigantesco como «atraer la fábrica de Tesla o aplicar pequeñas medidas concretas» como en las que insistió: adoptar la enseñanza a la demanda laboral del sector privado. Javier Fernández reiteró en buena parte de su intervención los mismos argumentos que le había señalado a Venta, citando los datos de las comunidades vecinas del noroeste y asegurando que «tenemos un problema y no lo banalizamos».