Las 10 líneas que dedicó al asturiano

El presidente pasó de puntillas sobre la polémica por la cooficialidad. La oposición le reprocha que se detuviera más con Cataluña

Oficialidad del asturiano

Redacción

Diez líneas exactas al asturiano y varios folios a la cuestión catalana. El presidente del Principado, Javier Fernández, ha pasado de puntillas sobre la polémica de la cooficialidad de la llingua. Esa actitud no ha pasado desapercibida para la oposición que ha respondido con rapidez. IU le ha recordado que con 14 diputados no se puede sacar adelante el 100% del programa electoral y que en algo tendrá que ceder si quiere acuerdos. Así que el asturiano es una oportunidad para empezar dar pasos reales hacia esa alianza de la izquierda, ya que Podemos está en el mismo camino. La formación morada, por su parte, ha acusado a Fernández de estar siempre «en la foto que más le interesa».

¿Qué dijo el presidente del asturiano? En realidad, nada nuevo. Ha reconocido que la lengua es «otro patrimonio cultural importantísimo», que no quiere que sea «un vestigio sino un patrimonio vivo» y que el actual estatuto, respaldado por el PSOE, protege y promociona su uso. Así aparecía en el programa con el que concurrieron a las últimas elecciones autonómicas. Ha recordado el plan piloto experimental de uso de la llingua como lengua vehicular en la escuela, a la que se han sumado centro de forma voluntaria. «Este gobierno no tiene problema alguno con el asturiano ni con el cumplimiento de sus promesas electorales. Lo tendría si se desnaturalizase o intentase adulterar su contrato público con los electores», ha argumentado.

En resumen, el presidente no se ha movido ni un ápice del planteamiento de las últimas semanas, en el que se pedía que diera un paso adelante y que asuma la cooficialidad, como ya ha hecho también la Federación Socialista Asturiana (FSA). En el parlamento, se dan las condiciones para la aprobación con, al menos, 28 diputados a favor, sumados los de IU, Podemos y PSOE si adelanta su planteamiento. Pero no parece que Javier Fernández tenga previsto hacerlo.

Se lo ha recriminado Ramón Argüelles. El coordinador de IU Asturias ni entiende ni comparte la postura de los socialistas, a los que acusa, con una expresión mi gráfica, de «sorber y soplar a la vez». Argüelles ha señalado que es justo el momento de la cooficialidad. La composición de la cámara lo permite. «Todo lo demás son patadas hacia adelante», ha insistido.

También el portavoz de la coalición, Gaspar Llamazares, ha hecho referencia a la escasa apetencia del presidente por el asturiano. Tirando de metáforas ha dicho que el Gobierno se mueve entre «Numancia y La Profecía. Numancia es la lengua asturiana, que no pasará, y La Profecía es Cataluña». Llamazares cree estar metido en un auténtico «día de la marmota». 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las 10 líneas que dedicó al asturiano