Fernández ofrece a Fomento cooperación en lugar de «enredar en el reparto de reproches»

El presidente señala que la Asturias del siglo XXI no puede seguir pendiente de la finalización de obras largamente demoradas»

El presidente del Principado, Javier Fernández, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, conversan sobre el puente de Cornellana, en la autovía de La Espina.El presidente del Principado, Javier Fernández, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, conversan sobre el puente de Cornellana, en la autovía de La Espina
El presidente del Principado, Javier Fernández, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, conversan sobre el puente de Cornellana, en la autovía de La Espina

Redacción

El presidente del Principado, Javier Fernández, ha apelado a la cooperación y lealtad institucional para culminar las infraestructuras aún pendientes, ahora que «superar esas carencias está ya al alcance de la mano» con un «esfuerzo presupuestario razonable y sostenido». En su intervención durante la puesta en servicio del tramo Doriga-Cornellana de la autovía A-63, Fernández ha subrayado que «la construcción de la Asturias del siglo XXI no puede seguir pendiente de la finalización de un catálogo de obras largamente demorado».

El jefe del Ejecutivo asturiano, que ha celebrado la apertura de este tramo de autovía y la reanudación de las obras hacia Salas, ha considerado que «con un esfuerzo presupuestario razonable y sostenido, a corto y medio plazo» es posible «resolver las grandes lagunas» en materia de infraestructuras que aún presenta Asturias, entre ellas la conexión con la alta velocidad ferroviaria, para la que ha reclamado el tráfico mixto por la variante de Pajares.

Javier Fernández ha apelado a la cooperación y a la lealtad institucional para superar estas carencias porque son más fructíferas que «los puñetazos en la mesa» y porque «la ciudadanía puede entender que la falta de dinero retrase las obras públicas, pero no asumirá que la causa del atasco sea la discrepancia o la deslealtad institucional», como, según ha asegurado, ocurrió en alguna ocasión en etapas anteriores.

Pese a existir ciertas discrepancias, Fernández ha agradecido «la atención» prestada por el Ministerio de Fomento a algunas de las principales reivindicaciones de la región, como el plan de vías de Gijón, los accesos al puerto de El Musel y al parque empresarial de Avilés, el soterramiento de Feve en Langreo o el plan para las cercanías ferroviarias. Fernández ha recordado la reciente búsqueda en Asturias de una alianza política, económica y social para jerarquizar las infraestructuras que la región necesita, con el objetivo de trabajar en la solución de los problemas «antes que enredar en el reparto de reproches sobre la herencia recibida».

«En ocasiones no quedará más remedio que discrepar, alzar la voz, movilizarnos y, si es preciso, sacudirle a la mesa, pero esa no ha de ser nunca la primera opción», ha insistido Javier Fernández, antes de reconocer que el balance del primer año del primer año de Íñigo de la Serna al frente de Fomento es «razonable». El jefe del Ejecutivo asturiano ha admitido que «se han asumido compromisos y se han generado buenas expectativas», aunque desde el Gobierno regional se vigilará su cumplimiento.

Comentarios

Fernández ofrece a Fomento cooperación en lugar de «enredar en el reparto de reproches»