Cinco ejemplos de gastronomía asturiana «friki»

Cabrales con mantequilla, fabada de almendras o el cachopo con canela: platos que han hecho a los asturianos llevarse las manos a la cabeza

LA FABADA DE ALMENDRAS DE JORDI CRUZ
LA FABADA DE ALMENDRAS DE JORDI CRUZ

Redacción

Si de algo puede estar orgullosa Asturias y sus asturianos, es de su gastronomía. Platos como la fabada o el cachopo son reconocidos a lo largo y ancho del mapa español. Sus quesos, gamoneu, cabrales o afuega'l pitu son algunos de los manjares que aportan un sello de identidad inconfundible al Principado. En Asturias los platos típicos se cocinan con mimo y esmero, siguiendo una misma receta, de las de antaño. Porque a los asturianos les gusta la gastronomía tradicional. Es por eso que cuando alguien trata de innovar platos como la fabada, alguno que otro se lleva las manos a la cabeza. Y a veces no es para menos. Son varias las recetas que han salido en los medio de comunicación y que no han pasado por el ojo crítico de los asturianos.

La fabada de almendras

En la última edición de Masterchef España Jordi Cruz presentaba el menú que había elaborado para la seminifal. Éste incluía, entre otras elaboraciones sofisticadas una fabada, pero no una fabada cualquiera. Ésta ha servido para que algunos pidieran la independencia de Asturias, o cuanto menos la Reconquista. Se trataba de una fabada de almendras. Algo que para algunos, especialmente los seguidores de la cocina asturiana, es poco menos que un sacrilegio a nuestros fogones. Las reacciones no se hicieron esperar y las redes sociales ardieron.

 El cachopo de canela

Unos años antes, en el mismo programa. Otra aberración culinaria se sucedía. Durante la segunda edición del ya mítico programa de TVE uno de sus concursantes, Gonzalo, elaboraba un plato que poco gusto a los seguidores asturianos del programa: el cachopo con canela. El concursante, que se autodenominaba «rey de las especias» la pifió aderezando con esta especia tanto el cachopo como los tomates que lo acompañaban. El jurado tampoco llegó a enteder el plato. «La creatividad sin sentido resulta ofensiva», le recriminó Jordi Cruz durante la valoración del plato. Eva González no dudo en opinar a través de su cuenta de Twitter.

 El cabrales con mantequilla de Terelu Campos

Durante la emisión de la primera temporada de «Las Campos», la hija de María Teresa hablaba del atracón que se pegó en uno de sus viajes a Asturias. Su menú consistió en un plato de fabada, un trozo de pan mojado en callos, cachopo y, de postre, «unas tostaditas de Cabrales con mantequilla». Este postre no fue bien recibido por la audiencia asturiana, que aseguraba que este queso se come mejor solo. 

La pizza de fabada que nunca triunfó

Hace unos meses una cadena de pizzerías gallega comenzó a comercializar este peculiar producto en sus locales. Una masa de pan a la que se le había añadido mozzalera y sus fabas con compango. Esta mezcla no llegó a triunfar y «Cacho Pizza» terminó por retirarla de su carta.

Pizza de fabada
Pizza de fabada

Partidarios y detractores del helado de fabada y cabrales

Los helados de fabada y cabrales son una de las invenciones gastronómicas que, a pesar de existitr desde hace ya bastantes años, a la mayoría de la gente no le acaba de convencer. Tal vez no por el hecho de ser fabada, sino porque sus paladares no pueden llegar a comprender cómo un helado pueda tener un regusto salado. A pesar de tener algún que otro partidario, la mayoría sigue prefiriendo un sabor clásico como el de chocolate o vainilla para refrescar los día de verano.

En definitiva, si quieres contentar a un asturiano, mejor cocinar sus platos al estilo tradicional.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Cinco ejemplos de gastronomía asturiana «friki»