La ALLA denuncia una campaña para «meter miedo» con la oficialidad

El presidente de la Academia desmiente las cifras que se barajan por el coste de la medida y destaca que en ningún caso se puede hablar de «imposición»

Academia de la Llingua
Academia de la Llingua

Redaccion

El presidente de la Academia de la Llingua, Xosé Antón González Riaño, ha alertado este jueves de la existencia de una campaña «de ataque» a la oficialidad de la lengua asturiana en el Principado. Además, ha dicho que el modelo de oficialidad que ellos proponen no supondría, a pleno rendimiento, más de 20 millones anuales, un 0,35% del presupuesto asturiano, que además habría que contemplar como una «inversión» ya que creará empleo y actividad económica.

González ha comparecido en una rueda de prensa, junto a la vicepresidenta de la Academia, María Mori, y el secretario, Xosé Ramón Iglesias. Al acto, en el que antes de contestar preguntas, se ha leído un extenso comunicado, han asistido además representantes de otros ámbitos como Xunta pola Defensa la Llingua Asturiana o Iniciativa pol Asturianu.

Los 20 millones mencionados, según González Riaño, se alejan mucho de la cantidad que señala el PP, de 50 millones, algo que considera que hacen para «meter miedo». Además del PP, se ha posicionado en contra de la oficialidad, según la Academia, una serie de «sectores sociales marginales» que tienen mucha actividad en redes.

La estrategia del PP, de oponerse a la oficialidad, es «equivocada», según González Riaño, porque muchos de sus votantes son partidarios de la misma y así se lo han reconocido, ha afirmado, concejales populares. Ni siquiera considera lógica su posición desde un punto de vista de rédito electoral, dado que González Riaño afirma que sólo un 18 por ciento de los asturianos rechazan la oficialidad.

En esta línea, ha explicado que ya hace tiempo propuso una reunión al PP, en concreto a su presidenta en Asturias, Mercedes Fernández, para hablar de este asunto. No ha recibido aún respuesta.

De la cantidad que habría que poner como «inversión» para la oficialidad, además, habría que descontar la partida económica que tendría que poner el Estado, tal y como hace en otros territorios con lengua propia.

Ha explicado que existen instituciones en las que supondrá «coste cero», como la Universidad de Oviedo, donde «ya se pueden defender tesis en asturiano». En educación primaria, ha explicado, la situación sería mejor a la actual, ya que actualmente se necesitan dos profesores, al poder elegir entre Asturiano y Cultura asturiana.

Ha evitado de hablar de «obligación» de los niños a la hora de aprender asturiano. Lo que se va a hacer, ha explicado es que la asignatura de Asturiano pase a estar «a disposición de todos los alumnos», como «ocurre con las Matemáticas». Se ha mostrado abierto a que haya excepciones, por ejemplo para los niños que sólo estén un año en Asturias, por motivos laborales de sus padres. Todo ello irá acompañado de una refuerzo importante de la presencia de la lengua asturiana en los medios de comunicación.

Cuando le han insistido sobre si la Academia planteaba un modelo como el vasco, González Riaño ha explicado que su apuesta es por un sistema «amoldado» a las necesidades de Asturias. En este sentido, se ha mostrado partidario de los modelos gallego o valenciano, en los que los alumnos «no sienten el asturiano como una imposición».

Funcionarios

«Es risible y hasta grotesco que alguien pueda comentar que todos los funcionarios de Asturias tendrían que conocer o usar el asturiano, o que el conocimiento del asturiano tuviera que ser condición necesaria para el acceso a la función pública para el personal que no tuviera que actuar estrictamente en la gestión de la oficialidad», ha señalado en la lectura del comunicado.

Así, ha considerado que habrá un porcentaje «mínimo» de funcionarios que estén obligados a tener formación específica. «Lo sabrá una parte pequeña, con algún incentivo», ha explicado al responder a preguntas de la prensa. Sí ha mencionado que, sin ser obligatorio, el asturiano será contemplado como «mérito».

Los que sí tendrán que saberlo, por ejemplo, son los profesores que opten a las oposiciones para impartir la asignatura de Asturiano, por ejemplo. En otros casos, calcula que la proporción puede ser de uno de cada siete funcionarios, el encargado de tramitar los escritos oficiales en lengua asturiana.

«La oficialidad es irreversible», ha insistido el presidente de la Academia de la Llingua, que sostiene que la demanda de ese modelo es «ampliamente mayoritaria» en Asturias.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

La ALLA denuncia una campaña para «meter miedo» con la oficialidad