El antibablismo cruza la cordillera

Medios nacionales han publicado a comienzos del año nuevo artículos sobre el debate de la oficialidad del asturiano

Manifestación en defensa de la oficialidad de la llingua asturiana
Manifestación en defensa de la oficialidad de la llingua asturiana

Redaccion

El 25 de mayo de 1808, la recién constituida Junta Suprema de Asturias le declaró la guerra a Napoleón. El 9 de mayo habían llegado a Oviedo las noticias de los sucesos de los días 2 y 3 en Madrid con los que se iniciaría la Guerra de Independencia. Era muy a comienzos del siglo XIX y el medio de locomoción más rápido era el galope de un caballo. Casi una semana para que llegaran noticias de Madrid a Asturias y viceversa. En 2018 es posible enterarse en tiempo real, en el mismo momento en que suceden, de las cosas que pasan en Madrid o cualquier lugar del mundo desde Asturias pero el camino inverso no tiene esa rapidez. No fue hasta la segunda semana del año nuevo cuando algunos medios de ámbito estatal descubrieron el debate sobre la oficialidad de la lengua asturiana, muchos de ellos con un enfoque claramente conservador y además, en varios casos, con planteamientos inexactos que han despertado el estupor de los colectivos partidarios de la llingua. 

Una de las que más reacciones ha motivado ha sido la pieza emitida por el informativo de Antena 3 en el que se define al «bable» como una lengua, eso sí, que está «aún en uso en parte del Principado». El canal televisivo asegura que se trata de una controversia fundamentalmente económica y cita datos sobre estudios que no se concretan sobre un desproporcionado aumento de los impuestos para financiar la cooficialidad. También aseguran que ese es el motivo por el que la propuesta no cuenta con el apoyo del Ejecutivo de Javier Fernández y que por eso «ha advertido que no lo incluirá en su programa de legislatura». Lo cierto es que el último congreso de la FSA respaldó apoyar la oficialidad del asturiano en una futura reforma del estatuto de autonomía y el presidente asturiano señaló que la medida se incluirá en el próximo programa electoral del partido pero que no la aplicaría en este mandato porque no la llevaba en el que concurrió en los últimos comicios. Es especialmente extemporáneo el final de la pieza en el que se asegura que la oficialidad del asturiano es «un nuevo debate en los barrios y en el parlamento que hasta ahora nunca lo fue».

Quizá haya sido la oficialidad del asturiano una de las primeras causas de manifestaciones, algunas de las más multitudinarias celebradas en la comunidad, desde el comienzo de la transición democrática con el ya clásico en fotos de blanco y negro lema de «bable nes escueles». La asignatura de lengua asturiana se ofrece de hecho como voluntaria en varios ciclos formativos desde hace décadas, hubo ya un fortísimo debate sobre la oficialidad en la anterior reforma del estatuto, a mediados de los 90. Pero no sólo en Antena 3 descubrieron este enero el asunto. 

En su blog en el diario El Mundo, Santiago González, remonta la reivindicación de la oficilidad del asturiano al año 2008, apenas una década atrás, quizá porque una búsqueda rápida le llevó a la campaña «Doi la cara pola oficialidá» en la que numerosas personas, y entre ellas deportistas y autores, manifestaban su respaldo al reconocimiento de la lengua. González cree que es una demanda iniciada por Podemos y sin solución de continuidad pasa a criticar el posicionamiento de Víctor Manuel porque le cantó a Franco en 1966 y también al nacionalismo vasco y declaraciones de Ibarretxe.

En el ABC fue también ya entrado enero cuando se hicieron eco del debate más reciente, que se lleva arrastrando desde octubre, cuando se cerró el congreso de la FSA. Lo hicieron con una pieza informativa , después un amplio reportaje, y también con un artículo de opinión a cargo de Ramón Pérez Maura con el declarativo título de «Un país de disparates». En él se contienen joyas de la retórica como «del bable, que ninguna persona con las neuronas imprescindibles se atrevería a definir como una lengua, se ha hecho una seña identitaria». También asegura que la razón de la escisión del PP asturiano en los tiempos de la presidencia de Sergio Marqués fue «su afán identitario», aunque probablemnte se debiera más a querellas personales con el entonces secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos. Fuera ya del PP, Marqués fundó un partido regionalista, URAS, de breve existencia. Muchos años después haría lo propio Álvarez Cascos con Foro Asturias, que respalda también la oficialidad del asturiano si se alcanza el «consenso» necesario (una mayoría de tres quintos) en el parlamento autonómico. Pérez Maura expresa también sus temores económicos por lo que la oficialidad pudiera costar «para las arcas de todos los españoles» aunque le preocupa mucho más que se pueda «ntoxicar a niños con una llingua que no sirve más que para comunicarte con quien ya tienes un idioma universal en el que hablar sin peligro de perder algún matiz de la conversación que, desde luego, no encontrarás hablando el bable». El columnista del ABC concluye cuestionando qué podrá pasar, qué deriva se tomará si incluso en «la milenaria Asturias» se reproducen peligros identitarios de «comunidades inventadas en los albores del siglo XX, como el País Vasco y Cataluña». 

No siempre es bueno que hablen de ti aunque sea mal. El propio presidente de la Academia de la Llingua, Xosé Antón González Riaño anunció que la institución se pronunciará sobre este despliegue de artículos.

Otras publicaciones, abiertamente de extrema derecha, le han dedicado espacio para repetir en muchos casos los planteamientos de la plataforma contraria a la oficialidad, que asegura que cuenta con estudios sobre el desproporcionado coste de implantar la oficialidad del asturiano y que está estrechamente ligada al colectivo ultra liberal «El club de los viernes».

Barbón reclama «diálogo entre todos» sobre la llingua

Europa Press
Adrián Barbón y Adriana Lastra en FITUR
Adrián Barbón y Adriana Lastra en FITUR

El dirigente de la FSA destaca que se abordará en la próxima legislatura una cooficialidad «amable y nada imperativa»

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Adrián Barbón, ha llamado este jueves al «diálogo entre todos» para abordar en la próxima legislatura la oficialidad del asturiano en el Principado.

Preguntado por los periodistas sobre esta cuestión durante su visita al pabellón de Asturias en Fitur, Barbón ha señalado que fueron los militantes del PSOE asturiano los que abrieron el debate en torno a la oficialidad, una cuestión que deberá abordarse dentro de la reforma del Estatuto de Autonomía.

A su juicio, esta reforma debería abordarse en la próxima legislatura, puesto que «no sería serio» acometerla ahora, a poco más de un año para que finalice la legislatura. Esta reforma deberá tender hacia una cooficialidad «amable, dialogada, nada imperativa» y que tenga en cuenta la situación lingüística de la región.

Seguir leyendo

Valora este artículo

26 votos
Comentarios

El antibablismo cruza la cordillera