Denuncian la creación de un macrocentro de acogida de menores

La plantilla de unidad de primera acogida (upa) del Materno asegura que ese modelo va en contra de la atención integral. Exige el cese de la directora y anuncia movilizaciones

La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma.La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma
La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma

Redacción

Ni la ley exige el cierre de la unidad de primera acogida (upa) del Centro Materno Infantil ni supone ningún tipo de mejora para los menores ni tampoco para los trabajadores. Es más, la plantilla denuncia que la macrounidad de primera acogida que el Principado planificar crear en el centro Los Pilares, de Oviedo va en contra de cualquier protocolo de buenas prácticas sobre la atención integral de los niños y representa un modelo desterrado en pleno siglo XXI. Esto es lo que denuncian, en bloque, los 22 profesionales de este servicio con el respaldo del comité de empresa de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales. Reclaman el cese de la actual directora de la upa del Materno por menospreciar a los profesionales y también solicitan a la Administración asturiana que se replantee el plan de reordenación que quiere impulsar de manera inmediata. Además, están elaborando un calendario de movilizaciones.

En la actualidad el Gobierno del Principado tiene dos unidades de primera acogida en funcionamiento, separadas por tramos de edad. Los niños hasta los once años están con un equipo en el centro Los Pilares. Para los menores de los 12 a los 18 está la upa del Materno, trasladada temporalmente a la Fundación del Orfanato Minero (Fundoma) por obras, con un equipo que lleva más de dos décadas trabajando. Los planes del Gobierno del Principado consisten en disolver la upa del Materno y trasladarla a Los Pilares. La directora del Instituto Asturiano para la Atención Integral de la Infancia, Ana Farpón, ha asegurado a LA VOZ que se trata de una medida obligada por dos leyes aprobadas en 2015 y que trata de mejorar la atención integral. Señala que ambas unidades funcionarán de forma independiente y que se mejorarán los protocolos.

Críticas contundentes

Los trabajadores niegan todas estas explicaciones y creen que lo que subyace es la intención de desmembrar un equipo que no es dócil, que no dice que sí a todo pero que está hipercualificado, ya que lleva trabajando en este servicio, que se forma y se actualiza permanentemente, que tiene una cultura del trabajo y que se entiende solo con la mirada. Victoria Llaneza, portavoz del grupo y miembro del comité de empresa, explica que priman los estándares de calidad y que incluso pasan cuestionarios a los menores, que pueden pasar como máximo 45 días en la unidad. «Es necesario crear un remanso de paz, porque son chicos que llegan con muchas carencias afectivas, con conductas disruptivas,... Es necesario conocer bien a los adolescentes, tener un grupo cohesionado y bien formado. Eso es lo que se ha logrado con mucho trabajo», insiste.

La pista definitiva, según los trabajadores, de que no se trata de una reordenación sino de la ruptura de la upa del Materno es que disuelven el grupo y lo reparten por otros servicios. «Si fuese solo una reordenación y una forma de unificar recursos en Los Pilares, por qué no llevan al equipo en bloque allí y aprovechan su experiencia», pregunta Llaneza, que explica que «nada justifica, en pleno siglo XXI, que un macrocentro sea mejor para la atención integral de los menores. Ni siquiera se va a cumplir el ratio de menores por educador». «El modelo educativo que la directora pretende imponer es un modelo castigador y conductista que está en las antípodas al modelo de buenas prácticas y búsqueda de excelencia», argumenta. 

Hay otra cara de la moneda: la de las privatizaciones. Ana Farpón negó en LA VOZ que haya un proceso de privatización de plazas mediante el concierto con ONGs o con fundaciones. Los trabajadores denuncian justo lo contrario. Victoria Llaneza explica que al trasladar la upa del Materno a Los Pilares este centro pierde otro tipo de plazas, las de alojamiento, «en beneficio de entidades privadas». Señala que es algo lógico porque hay que dejar hueco. «No es algo nuevo. La propia memoria del Instituto de Infancia de 2016 muestra que ese año ya había más menores atendidos en la red concertada que en la pública.  

El Principado pone la puntilla a la unidad de primera acogida del Materno

Susana D. Machargo
La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma.La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma
La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma

La administración comunica a los trabajadores el cierre de una unidad con tres décadas de trayectoria. Los trabajadores temen que se vaya a privatizar la atención

Pensaban que la reunión tenía como objetivo abordar el conflicto laboral que tienen en marcha. La noticia fue mucho peor. El Principado acaba de comunicar al comité de empresa el cierre de la unidad de primera acogida (UPA) del Centro Materno Infantil de Oviedo, la única de estas características recogida en el organigrama asistencial de la comunidad. Los trabajadores tendrán que elegir nuevo destino dentro de los servicios públicos disponibles. Otra cosa es qué va a pesar con los usuarios. Los jóvenes, en principio, pasarán a una planta del Centro los Pilares, un complejo de gran tamaño, que suma varios servicios diferentes. La plantilla teme que lo que realmente vaya a suceder es que se termine privatizando, al entregarlo a alguna de las ONGs que ya trabajan con niños en Assturias, como por ejemplo la Fundación Cruz de los Ángeles .

Seguir leyendo

El comité de empresa

El comité de empresa de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales ha trasladado a la Administración peticiones concretas. Como parece que el traslado de la upa del Materno a Los Pilares ya está decidida, exige que se «garantice una adecuada calidad de la atención inmediata», esto supone que no se disuelva al equipo y que siga siendo el responsable del trabajo, «algo imprescindible para aprovechar la experiencia acumulada de los profesionales». Al mismo tiempo, solicita el cese inmediato de la directora del Centro Materno Infantil, «por su incompetencia, menosprecios y faltas de respeto al personal, y el desconocimiento en la gestión». 

Los representantes sindicales de los trabajadores aseguran que la decisión de cerrar la upa del Materno y de separar al equipo educativo «parece más un castigo al personal por sus continuas y recientes denuncias, que una decisión basada en criterios de mejora de la atención a los menores tutelados por el Principado de Asturias».

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Denuncian la creación de un macrocentro de acogida de menores