El cadáver de Paz Fernández fue hundido con peso en el embalse de Arbón

La autopsia revela múltiples contusiones y un golpe en la cabeza

La autopsia confirma que Paz Fernández sufrió una «muerte violenta» La investigación sigue su curso y se ha decretado el secreto de sumario

Redacción

El cadáver de la mujer hallado ayer por la tarde en el embalse de Arbón, la gijonesa de 43 años que llevaba desaparecida desde el 13 de febrero, presenta múltiples contusiones y un golpe en la cabeza. Así lo han señalado a Efe fuentes cercanas al caso, que han añadido que, según las primeras impresiones de la inspección ocular, el cuerpo de la mujer fue lastrado.

La autopsia realizada esta mañana en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo ha determinado que la mujer, María Paz Fernández Borrego, tuvo una «muerte violenta», han señalado hoy a Efe fuentes de la Guardia Civil. El cadáver fue encontrado sobre las 15:50 horas de ayer, martes, en una zona de difícil acceso en una orilla del embalse, en las proximidades de un cámping.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil pudo rescatar el cuerpo horas después, tras lo cual fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, para su estudio radiográfico y posteriormente al instituto anatómico forense para la realización de la correspondiente autopsia. El cuerpo pudo ser identificado por el cabello, la ropa y el tatuaje que tenía grabado en un hombro.

María Paz Fernández Borrego estaba siendo buscada por la Guardia Civil desde que desapareciera el pasado 13 de febrero en la localidad de Navia, adonde había ido a pasar unos días.

Valora este artículo

9 votos
Comentarios

El cadáver de Paz Fernández fue hundido con peso en el embalse de Arbón