Una estación espacial de 8 toneladas podría caer en Asturias en solo unos días

ASTURIAS

«Tiangong-1», que China puso en órbita en el 2011, lleva 17 meses fuera de control y el norte peninsular corre peligro de impacto

10 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Un «Palacio Celestial» se cierne sobre nuestras cabezas. Ese es el nombre, traducido directamente del chino, de «Tiangong-1», una estación orbital que tocará nuestro planeta la última semana de este mes o la primera de abril. Si bien la nave ha contribuído en la carrera espacial de su país, ahora su final podría llenar las páginas del guión de una ficción post apocalíptica que ver en Netflix.

La estación cumplió el sueño chino de igualar a EEUU y Rusia en la creación de su propia plataforma estelar. «Tiangong-1» fue el primer módulo lanzado (en septiembre de 2011), al que siguieron tres misiones especiales «Shenzou» (barco sagrado). Una de ellas, no tripulada, consiguió que China, junto con la extinta URSS y la Agencia Espacial Europea hayan sido las únicas en lograr un acoplamiento automático, sin astronautas. Sustituída en 2013 por «Tiangong-2», desde septiembre de 2016 está fuera de control y en caída libre hacia la Tierra. «Los chinos consiguieron con ella liderar la carrera espacial. A día de hoy son junto con los rusos, los únicos capaces de mandar astronautas al espacio. Incluso los estadounidenses dependen de las Soyuz rusas», señala el astrofísico y divulgador coruñés Borja Tosar.  

¿Cuándo caerá y qué puede ocurrirnos?

La Agencia Espacial Europea data la entrada en la atmósfera terrestre entre el 29 de marzo y el 9 de abril. Y los ingenieros expertos de la organización sin ánimo de lucro Aerospace determinan que su trayectoria de impacto abarca latitudes de 43º norte y 43º sur.