Una red para la basura espacial

No se ve a simple vista, pero la Tierra está rodeada por una espesa nube de chatarra formada por millones de piezas de cohetes y naves que se han desintegrado en el espacio y de satélites en desuso. Vagan descontroladamente y son un auténtico peligro para los satélites. Los ingenieros buscan soluciones.

La estación espacial china Tiangong-1 en órbita.Sylvia Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018
diario del 68

«2001»: el misterio sigue vivo

Hace hoy cincuenta años, Stanley Kubrick estrenó el filme que transformó la ciencia ficción y que no ha sido superado en cuanto a anticipación y rigor científico