Las inundaciones y el aislamiento de Caso fuerzan el Plan de Emergencias

El Principado pone en marcha la Alerta 2 en previsión de que el mal tiempo siga, a la vista de los desbordamientos de ríos y los problemas de comunicación del concejo casín

El cartel indicador de la Collá de Arnicio, casi sepultado por la nieve
El cartel indicador de la Collá de Arnicio, casi sepultado por la nieve

El Consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha procedido, a las 16.15 horas, a activar el Plan Territorial de Emergencias del Principado de Asturias, en fase de alerta 2. La activación se ha producido a la vista de la situación de diversos ríos de la comunidad autónoma, en nivel de seguimiento y prealerta, y la muy complicada situación de las comunicaciones con el concejo de Caso, en previsión de que las malas condiciones meteorológicas se mantengan. Esta es una fase de vigilancia, previa a la emergencia, donde además de realizar un seguimiento de las previsiones y su evolución, se pueden tomar medidas de protección a la población o a sus bienes. La fase de alerta puede desembocar en una situación emergencia, por lo que se pasará a fase de emergencia o bien o evolucionar y producirse la vuelta a la normalidad.

La situación se está volviendo especialmente peliaguda en Campo de Caso, cuyo acceso principal por el corredor del Nalón permanece cerrado a causa del enorme desprendimiento de la pasada semana, y sin perspectivas próximas de reapertura. Los dos únicos accesos, ya de por sí complicados, al concejo, están en una situación límite: la entrada desde León, por el puerto de Tarna, permanece cerrada según informa el 112, y el paso por la Collá de Arnicio ha quedado hoy momentáneamente bloqueado por otro argayo. Aunque ha sido despejado, la intensidad de las nevadas hace que la quitanieves tenga que estar limpiando de manera permanente el paso, con la perspectiva de nuevas nevadas en los próximos días.

Aunque la circulación ya está permitida a todo tipo de vehículos, sin necesidad de cadenas, en Pajares, seis puertos de montaña permanecen cerrados por la nieve: San Isidro (Aller), Connio (Cangas), Ventana (Teberga), Tarna (Caso), San Lorenzo (Somiedo) y el Alto de la Cobertoria (Quirós). Además, la nieve obliga al uso de cadenas en La Colladona (Laviana), San Ignacio (Ponga) y Somiedo. Por otro lado, la nieve mantiene desde este sábado cortada al tráfico la carretera CO-4, Covadonga-Lagos, por lo que ha obligado al Principado a posponer hasta el lunes, día 26, la entrada en funcionamiento del plan especial de transporte que permanecerá activo hasta el próximo 8 de abril, con motivo de la Semana Santa. También permanece cerrada al tráfico la AS-264 que une Sostres con Cantabria, que también está afectada por la nieve en el tramo Poncebos-Sostres, obligando al uso de cadenas. Por otro lado, la LN-8 entre Tuiza y el Puerto de la Cubilla está cortada, igual que la MO-1 Santa Eulalia-Busloñe por un argayo. Además, es obligatorio el uso de cades en varios tramas de carretera en Cangas del Narcea. Es en la CN-4 en el acceso a Xenestoso, la CN-8 entre Vallado y Cibea y la CN-9 entre Rengos y Monesterio d'Ermo. También en Quirós, en la QU-1, QU-2, QU-4, QU-5 y QU-6; la AS-34 en Allande; la PO-1, PO-2, PO-3 y PO-5, en Ponga; la SD-1, en Somiedo, y TE-3, en Teverga. Por otro lado hay cortes de carretera en la AS-335 en Cabranes, en la AS-17 en Llanera, la AS-117 en Sobrescobio, y la AS-265 en Teverga.

Inundaciones

Los problemas causados por el fuerte viento y el oleaje el sábado han dejado paso a los originados por las intensas lluvias, que han salpicado de crecidas, desbordamientos e inundaciones los cauces de los ríos asturianos. Los pluviómetros han registrado precipitaciones muy intensas en puntos como Piloña (63,6 mm) y Oviedo, Llanes o Amieva, en torno a los 40 mm. A esta hora, la Confederación Hidrográfica del Norte mantiene la alerta en el Noreña a su paso por La Fresneda y el Nora en Pola de Siero. En prealerta siguen el Raíces en Salinas, el Nalón en Grullos, el Nora en San Cucao y el Piloña en Ozanes. Diversos tramos del Narcea. Sella, Güeña, Bedón y Escudo están en seguimiento, y el Linares, que ha causado los mayores problemas en Villaviciosa, también ha recuperado un nivel de las aguas casi normal a estas horas.

La villa maliaya ha sido una de las localidades más afectadas por la subida de las aguas en el Linares, En el centro de la ciudad varias alcantarillas no han podido aguantar las fuertes lluvias y ya son incapaces de desaguar, llegando el agua a varios centímetros por el nivel del suelo en algunas zonas e inundando bajos comerciales, garajes y viviendas.  El parque de La Barquerina se encuentra también inundado y los bomberos han tenido que actuar para sacar agua en bajos del casco urbano, con calles cerradas y desvíos de tráfico.

La crecida se ha dejado ver de forma muy notoria en el centro de la Villa.

Otras instalaciones locales, como el campo de Les Caleyes, se han visto afectados por la crecida, que en este último caso ha forzado la suspensión del partido de fútbol entre el Lealtad y el Mirandés.

Del volumen de la crecida da idea el hecho de que el cauce apenas rebasaba los 60 centímetros antes de las lluvias de este fin de semana. La fase de alerta se activará si prosigue la tendencia al incremento de cauce que prevé la Confederacón Hidrográfica, y se rebasan los 2,30 metros.

El Nora, crecido a su paso por Pola de Siero
El Nora, crecido a su paso por Pola de Siero

La lluvia también ha dejado en Oviedo imágenes como las que divulgaban usuarios de redes sociales, en las que se apreciaba el estado de la glorieta de Cerdeño, donde se ha hecho necesaria la intervención de los bomberos y el desalojo de una residencia de ancianos del ERA.

Aunque ha amainado respecto a las huracanadas rachas del sábado, el viento ha seguido causando desperfectos, como el originado en la techumbre del colegio.

Para mañana, la Agencia Estatal de Meteorología prevé cielo nuboso o cubierto, con precipitaciones de madrugada en la mitad oriental, de nieve sobre 1000-1100 metros, tendiendo a abrirse claros hacia el mediodía, para cubrirse de nuevo por el oeste durante la tarde, sin descartar precipitaciones débiles en el suroeste al final. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en aumento, más acusado en la mitad norte. Heladas generalizadas en la Cordillera. Viento del noroeste girando al suroeste, en general flojo salvo en zonas altas al principio y ocasionalmente en el litoral. En cuanto a las temperaturas en las principales ciudades de la región, Oviedo registrará una mínima de 5 grados y una máxima de 13; en Gijón se oscilará entre la mínima de 7 y la máxima de 15, y Avilés entre una mínima de 7 y una máxima de 15.

En el mar, oeste o noroeste 5 o 6 amainando durante la noche a oeste 3 o 4 al oeste de cabo Penas y a oeste 4 o 5 en el este. Fuerte marejada o gruesa disminuyendo a marejada. Mar de fondo del noroeste de 2 o 3 m. Aguaceros hasta medianoche. Temporalmente regular.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las inundaciones y el aislamiento de Caso fuerzan el Plan de Emergencias