Este es el concejo con peor estilo de vida de Asturias

El municipio concentra el mayor número de fumadores, destaca por ser de los más sedentarios, alcohólicos y por llevar una dieta rica en comida basura

Mano, fumar, dumador, vaso, alcohol

Redacción

Los hábitos y rutinas del día a día repercuten directamente en la salud de cada persona. Si dentro de estos hábitos predominan los menos recomendados por las organismos sanitarios, está claro que algo falla. Según la información que se desprende del ranking del Observatorio de Salud de Asturias (OBSA), los ciudadanos con el peor estilo de vida de todo el Principado se concentran en Valdés, ya que el concejo destaca (por la cola) en cuatro de los indicadores que más afectan a la hora de desarrollar enfermedades como diabetes u obesidad, y aumentan el riesgo de desarrollar una adicción. Estos son: prevalencia de fumadores, sedentarismo, consumo inadecuado de refrescos y comida rápida, y consumo excesivo de alcohol.

Prevalencia de fumadores

Valdés, seguido de Nava, Avilés, Villaviciosa, Oviedo y Gozón, es el concejo con mayor número de fumadores habituales. Según el OBSA, este consumo está estrechamente relacionado con un elevado número de patologías y con cerca del 25% del total de fallecimientos en Asturias. Este hábito se concentra con especial incidencia en la zona central de Asturias, siendo los concejos de oriente y occidente los que menos habitantes dependientes del cigarrillo tienen. Así, los más libres de humo son: Lena, Cangas del Narcea, Navia, Carreño, Castrillón y Aller.

Sedentarismo

El cambio en las formas de trabajar, que ha pasado de ser manual y físico a centrarse en las labores de oficina en los que la mayoría del tiempo se permanece sentado, durante una jornada de ocho horas, con apenas tiempo de descanso (y, cuando se descansa, siempre se vienen a la mente planes que se alejan de hacer ejercicio). Lo saben muy bien en Langreo, donde más sedentarismo hay. A continuación están Navia, Carreño, Gozón, Valdés y Caso. Por la contra, los concejos más concienciados con la necesidad de actividad física diaria son: Tineo, Mieres, Siero, San Martín del Rey Aurelio, Aller y Cangas del Narcea.

El ejercicio, sea en momentos de ocio o laborales, es «una actividad saludable para el organismo y que se asocia a su vez a una menor prevalencia de obesidad. En cambio, las prácticas sedentarias redundan en un mayor nivel de enfermedades y de factores de riesgo», afirman desde el OBSA.

Consumo de comida basura y refrescos

Cada vez es más fácil acceder, sin moverse de casa, a servicios de comida rápida que vienen acompañados de refrescos, y graves consecuencias. Desde luego que es inocuo darse un homenaje de vez en cuando, pero el consumo excesivo de este tipo de productos provoca un «chute» de calorías y azúcar que no siempre se metaboliza con facilidad y que, como consecuencia, puede facilitar la aparición de algunas patologías o procesos altamente perjudiciales como obesidad, hipertensión, las cerebrovasculares y las cardiovasculares. En Asturias, los concejos más enganchados a la fast food son: Carreño, Avilés, Castrillón, de nuevo Valdés, Boal y Castropol.

Mientras que el occidente concentra el gusto por este tipo de alimentos, conforme uno se desplaza hacia el centro y parte del suroriente el hábito se disipa. Así, Gozón, Langreo, Navia, Caso, Laviana y Sobrescobio destacan por desterrar estos productos de su dieta diaria.

Consumo excesivo alcohol

¿Dónde están los límites entre beber de vez en cuando y desarollar algún nivel de dependencia? Como en todo, la línea se fija en un consumo elevado durante periodos de tiempo prolongados, lo que puede derivar tanto en consecuencias físicas como psicológicas y sociales. El OBSA considera bebedor excesivo al que consume 40 gramos diarios, en el caso de los hombres, y 20, en el caso de las mujeres. Valdés vuelve a destacar por alcoholismo, solo superado por Cangas del Narcea. También destacan Degaña, Ibias, Langreo y Allende. Por su parte, los más abstemios se concentran en Castrillón, Cudillero, Muros del Nalón, Pravia y Soto del Barco.

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

Este es el concejo con peor estilo de vida de Asturias