La soledad se cronifica en Asturias

El Principado repite como la comunidad española con más hogares unipersonales


Redacción

Asturias se consolida como la región española con más personas que viven solas. La cifra se incrementa año a año y en la actualidad uno de cada tres hogares del Principado es unipersonal. Tradicionalmente se ha considerado como una opción no buscada, pero los hábitos de vida han cambiado y vivir solo no siempre supone un castigo. Prueba de ello es que se incrementa el número de solteros o separados que optan por esta forma de vida. Ya no es algo que se pueda vincular exclusivamente a la viudedad. En 2017 vivían solos en la región 136.000 asturianos, 500 más que el año anterior. Esta cantidad supone un nuevo récord.

La cifra es la más alta de la historia, según el Instituto Nacional de Estadística, y el número de hogares unipersonales creció a un ritmo de casi dos al día. El principal grupo de personas que vive solo en Asturias se sitúa en la franja de edad de más de 65 años (18.400), seguido del de 45 a 54 años (12.200) y del de 55 a 64 (9.500). La inmensa mayoría de ellos están solteros (56.600) o está viudos (47.400), mientras que también aumenta el número de separados y divorciados. La soledad es fundamentalmente femenina, ya que de las 136.000 personas que viven en estas condiciones en la región, 77.300 son mujeres, mientras que 58.800 son hombres.

La estadística aporta otros datos que sirven para elaborar una radiografía de la sociedad asturianaEl tamaño medio del hogar en la región también es el más bajo del país, con 2,24 personas, frente al promedio nacional de 2,49, después de que el porcentaje de hogares unipersonales aumentara en el Principado dos décimas respecto a la encuesta de 2016.

Además, el número total de hogares bajó el pasado año en Asturias un 0,3% (la segunda mayor bajada entre las comunidades autónomas), hasta 454.7000, de los que 136.000 son unipersonales. Por último, en el 33,9% de los hogares asturianos conviven dos personas; en el 21,7%, tres personas; en el 11,5%, cuatro personas, y sólo en el 3%, cinco o más, el porcentaje más bajo del país.

Datos nacionales 

La estadística del INE también revela que la soledad sigue instalándose en el conjunto de los hogares españoles y ya ocupa uno de cada cuatro del total del país, lo que se traduce en que hay 4,68 millones de personas que viven solas y, de ellas, 1,96 millones tiene más de 65 años. 

De las que tienen más de 65 años, el 72 % (1,41 millones) son mujeres. Los hogares en los que vive un mayor de 65 años aumentan casi el doble que aquellos en los que su habitante es menor de esa edad (1,4 % frente a 0,8 %), y en el caso el caso de los hombres los hogares unipersonales más frecuentes están formados por solteros, mientras que la mayoría de ellas son viudas. A medida que se hacen mayores, solo el 22 % de los hombres mayores de 85 años vive solo, un porcentaje que en ellas alcanza el 41,3%.

Número de hogares

En España, según los últimos datos correspondientes a 2017, hay 18,47 millones de hogares, 66.700 más que un año antes, y su tamaño medio es de 2,49 personas. Según estas cifras, el 10,2 % de la población española, que asciende a 46,07 millones, vive sola (un 1,1 % más que en 2016). El 25,4% del total de hogares.

Pese al constante aumento de quienes viven solos, los hogares más frecuentes todavía son los formados por dos habitantes (30,4 %) que aglutinan a 5,62 millones de personas. Destaca el INE que los hogares de cinco o más personas solo son el 5,7 % del total pero, dado su tamaño, concentran al 12,1 % de la población. Los de cuatro personas suponen el 17,6 % del total de hogares, con 3,2 millones de personas viviendo en ellos, y los de 3 el 20,9 %, con 3,86 millones de habitantes.

El INE también aporta datos de los hogares en los que, además de las pareja y los hijos, viven otros miembros, un modelo del que existen 10,9 millones. Las parejas casadas siguen siendo las más numerosas, el 85,4 % frente al 14,6 % de las de hecho, una modalidad más numerosas entre las que no tienen hijos. No obstante, las de hecho aumentaron un 4,4 % en 2017, mientras que las de derecho lo hicieron un 0,9 %. 

En España los hogares monoparentales, formados por un progenitor y sus hijos, continúan integrados en su mayoría (83 %) por la madre y sus hijos. Así, de los 1,84 millones de estos hogares, 1,53 millones lo forman la madre con sus hijos y en solo 312.600 es el padre quien vive con ellos. En dos de cada tres de estos hogares, que han descendido un 6,2 %, solo hay un hijo. Si se analizan los compuestos por madre e hijos, el 40 % de ellas es viuda y casi otro 40 % separada o divorciada. Un 14,2 % es soltera y un 6,5 % casada. Y tres de cada cuatro de estas mujeres tienen más de 35 años.

De la estadística del INE también se extrae que más de un tercio de las personas de entre 25 y 34 años, que son 5,38 millones, todavía no se ha independizado. En España el 76,7 % de los hogares son viviendas en propiedad (con carga económica o sin ella) frente al 18 % que suponen los alquilados, una modalidad más extendida entre la población extranjera.

Valora este artículo

4 votos
Tags
Comentarios

La soledad se cronifica en Asturias