Barbón presentará su candidatura a unas primarias sin alternativa

El sector crítico rehusa plantar batalla por la cabeza de cartel a la presidencia del Principado y los afines al secretario general destacan que «respetará los tiempos»

Adrián Barbón
Adrián Barbón

Redaccion

El secretario general de la FSA, Adrián Barbón dará el paso de presentar su candidatura para ser cabeza de cartel en las elecciones a la presidencia del Principado en unas primarias en las que no habrá competencia ya que el sector crítico, que fue derrotado en las elecciones internas a la dirección del partido antes del congreso del pasado mes de octubre, no presentará una alternativa. En el entorno del secretario general dan por hecho que Barbón se descecirá de su promesa de mantenerse al frente de los cargos orgánicos respetando el modelo tradicional del bicefalia (con una persona al frente del partido y otra en el cartel electoral para el Principado) en el socialismo asturiano; y lo hará en aras de zanjar el debate interno (que no ha terminado de cerrarse después del congreso), después de «escuchar» las peticiones de militantes y agrupaciones afines que le han instado a hacerlo y «respetando los tiempos» del calendario de primarias fijado por la propia organización. Es decir, el anuncio se hará el 11 o el 12 de mayo, los dos días fijados para el anuncio de las precandidaturas. 

La fecha de las elecciones internas (en las que votarán los militantes, aunque no los simpatizantes como reclamaron desde Juventudes Socialistas) está fijada para el 10 de junio, un adelanto frente a las expectativas iniciales de que se celebraran en otoño, que se aceleró desde la dirección precisamente con el propósito de poner fin a la beligerancia en el seno del partido. Barbón había reiterado en la campaña de las primarias a la Secretaría General que no sería también candidato a la presidencia de Asturias pero si desde un comienzo varios de sus partidarios señalaron que debería rectificar esa declaración, el impulso definitivo llegó después de que en marzo, en un acto sobre las pensiones celebrado en Oviedo, el propio secretario general del partido, Pedro Sánchez, afirmara en su intervención que Barbón representaba el «futuro y la esperanza para Asturias a partir de mayo de 2019». Esa referencia a la fecha, mayo del año próximo, cuando tendrán lugar los comicios locales y autonómicos, no pasó inadvertida para nadie.

Tampoco para los adversarios internos de Barbón. Si a lo largo de los últimos meses el sector crítico barajó la posibilidad de dar batalla en las primarias para la candidatura al Principado y especuló con articular una alternativa en torno al consejero de Presidencia, Guillermo Martínez o el de Infraestructuras, Fernando Lastra; la iniciativa se diluyó a medida que se fortalecía la posibilidad de competir ante el mismo Barbón y no contra otra persona aunque fuera de su círculo más cercano. «No hay cultura en el partido de competir contra el propio secretario general» señalaba un dirigente del sector crítico. A la par desde el entorno de Barbón se justificó el cambio de opinión porque si en un primer momento defendió la bicefalia como garantía de estabilidad en el partido, «paradójicamente con el paso del tiempo se ha visto que sería al contrario».

En el comité autonómico de la FSA celebrado el pasado fin de semana fueron varias las intervenciones para pedir a Barbón que se animara a asumir también la cabeza del cartel electoral. Su círculo cercano, que también le ha instado a hacerlo, insiste en que el secretario general escucha todas las opiniones y medita su decisión «que es personal» aunque se inclina por pensar que finalmente lo hará para acallar el debate interno de forma definitiva. Incluso entre el sector crítico se reconoce que militantes y agrupaciones menos favorables al sanchismo pesa el cansancio ante las querellas internas que entienden se han prolongado demasiado tiempo y que podrían suponer un lastre para los comicios locales y autonómicos si se extienden durante más tiempo, hasta acercarse a la fecha de concurrir a las urnas.

Lo que muchos comentan en privado lo dijo en público el que fuera contrincante de Barbón en las primarias a la Secretaría General de la FSA, José María Pérez, quien saludó el hecho de que las primarias se celebraran pronto e indicó que incluso muchos de los militantes que le habían apoyado en el proceso «no ven prioritario en este momento ir a una confrontación interna, sino tener un proyecto sólido que presentar al conjunto de la sociedad asturiana». El propio Barbón agradeció luego sus palabras en una intervención ante el comité autonómico y añadió que las polémicas internas estaban «haciendo daño» al partido y que «ya vale de hablar de nosotros mismos; es el momento de resolver la incógnita de la candidatura y que los militantes tomen la palabra para volver a hablar de lo verdaderamente importante, los problemas de los asturianos», y construir «el mejor programa de gobierno».

Pocas primarias

Si la expectativa de unas primarias para la candidatura a la presidencia del Principado en el PSOE se alejan tampoco hay muchas de que vayan a celebrarse en el ámbito local. La normativa interna del partido, de reciente aprobación, exige que sean reclamadas por más del 50% del censo de militantes en aquellos concejos donde gobierna el PSOE, sería el caso de Oviedo, de Avilés o de Siero, contando tres de los municipios más poblados. Queda la posibilidad de contienda en Gijón y también en las cuencas mineras.

Zapatero espera que el PSOE «vaya mejorando en la cultura de primarias»

Luis Ordóñez

Barbón agradece al expresidente «lo que estás haciendo por la unidad» y elogia los avances de igualdad en su mandato

El premio Pura Tomás de la AMSO, un galardón destinado a reconocer aportaciones en materia de igualdad, le fue concedido a José Luis Rodríguez Zapatero en 2016, pero no fue hasta dos años después cuando pudo acudir a recogerlo en mano. En esos dos años la situación del partido ha sufrido muchos vaivenes que no han terminado de asentarse, por eso, y porque la situación interna de la FSA se encuentra en vísperas de una nueva contienda con las primarias para la elección al candidato a la presidencia del Principado, a la hora de recibirle en la agrupación de Oviedo, el secretario general del partido en Asturias, Adrián Barbón, le agradeció «lo que estás haciendo por la unidad del partido, porque hay un momento para decidir y otro para remar juntos». Barbón también recordó el papel que jugó Pura Tomás en la Transición para convencer a dirigentes socialistas en el exilio para que «votaran por el cambio» que dio el control del PSOE a Felipe González. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Barbón presentará su candidatura a unas primarias sin alternativa