Redaccion / Oviedo

Si no tan masiva como la celebrada el pasado 21 de abril, la manifestación del Día de Les Lletres Asturianes, se recordó al término de la marcha ante el Teatro Campoamor, como la más numerosa que se recuerda en las 39 ediciones que se llevan celebrando. Cuando las pandereteras y gaiteros que encabezaban la manifestación por la oficialidad había llegado al Paseo de los Álamos, los últimos todavía permanecían en la Estación del Norte, a un extremo de la calle Uría.

A las puertas del Campoamor esperaban destacados dirigentes socialistas, entre ellos el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, acompañado de su secretaria de Organización, Gimena Llamedo y el alcalde de Oviedo, Wenceslao López. En la marcha partiparon además concejales y diputados de Izquierda Unida y Podemos. Los convocantes, de la Xunta Pola Defensa de la Llingua destacaron que, en todo caso, no se trataba de una cuestión de números sino de afianzar «de forma firme y constante» en las calles la demanda de que se reconozca la oficialidad y no en la próxima legislatura, sino de forma inmediata. 

Al término de la marcha, una portavoz de la Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana leyó un manifiesto en el que emplazó a los partidos no posponer la aprobación de la reforma estatutaria a la próxima legislatura sino a reclamarla ya, en este mandato, con una petición de 12 diputados (el mínimo para iniciar el trámite) y que los grupos parlamentarios se retraten. «¿Hay 27 diputados a favor de la oficialidad? Queremos saberlo. Si para la legislatura que viene no los hay, será una oportunidad histórica que perdimos. Por eso decimos que el momento es ahora», señalaron para añadir que una vez aprobada la oficialidad, después de las elecciones se podrá desarrollar una ley de normalización «con el mayor consenso posible» que la lleve a la práctica.

A nadie se le oculta que en la sesión de este mismo viernes, en el turno de preguntas al presidente, Javier Fernández reiteró su postura de que su Ejecutivo no dará ningún paso en este sentido en lo que resta de mandato y que se ceñirá al programa electoral, que no contempla la oficialidad, con el que venció en las anteriores elecciones. Si en el congreso de la FSA se aprobó la enmienda a favor de la reforma, tanto en el Gobierno como en el grupo parlamentario son mayoría los no partidarios de la medida y el propio presidente recalcó que «el momento» de la oficialidad será en los comicios de 2019, reclamando a los grupos que fueran a las urnas con un posicionamiento claro.

En el manifiesto hubo reproches también para las palabras del presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo, que en el acto institucional de la Selmana de les Llestres en el parlamento declaró que no es partidario de la oficialidad y que considera suficiente la vigente Ley de Uso para garantizar la protección de la llingua. En este sentido se afirmó que el «argumentario de los intolerantes» apela ahora a distinguir que «nos mueven los sentimientos y no la razón» y se preguntaron si la tolerancia, la solidaridad o los derechos ciudadanos eran uno u otro. «Es un síntoma de que se ven sobrepasados por esta marea de normalidad democrática» y apuntaron que «ahora estamos a punto de pasar página a esta falta de de derechos y reconocimiento».   

Una manifestación transversal para reclamar la cooficialidad

Luis Ordóñez
Vista de la manifestación convocada hoy en Oviedo por la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana para reivindicar la oficialidad del asturiano en el Principado
Vista de la manifestación convocada hoy en Oviedo por la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana para reivindicar la oficialidad del asturiano en el Principado

Militantes de base de PP y Ciudadanos participarán en la marcha mientras colectivos y partidos llaman a consensuar un modelo «a la asturiana»

La Selmana de les Lletres Asturianes celebrará este viernes varios de sus actos centrales, con la tradicional ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo --en la que ofrecerá su primer discurso como presidente de la Academia de la Llingua Xosé Antón González Riaño-- y también con una manifestación que sigue a la masiva concentración que tuvo lugar el pasado 21 de abril para reclamar el reconocimiento de la oficialidad del asturiano. Ambas convocadas por la Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana, como aquella partirá de la estación de tren por la calle Uría a partir de las 19:30 horas. En esta ocasión, desde la organización Iniciativa pol Asturianu se quiere resaltar la imagen de que la oficialidad es una reivindicación transversal, en la que toman parte varios partidos con presencia en la Junta General, y para ello ha reunido para portar su pancarta (con el lema «Oficialidá, el camín constitucional de futuru pal asturianu») a representantes de grupos que respaldan la oficialidad: PSOE, IU, Podemos y Foro. Pero además estarán en la marcha, a título personal, militantes de base del PP y Ciudadanos, los dos grupos que han manifestado de forma rotunda su rechazo a esta reforma, para visualizar que la reivindicación de la oficialidad del asturiano es transversal y que cuenta con apoyos entre personas de toda ideología.

Seguir leyendo

Valora este artículo

22 votos
Comentarios

La demanda de oficialidad da un segundo golpe sobre la mesa