La Universidad de Oviedo recorta grupos en carreras técnicas

El vicerrectorado de Ordenación vincula el ajuste al descenso en la matrícula. El decano de Biología negoció la reducción menos lesiva pero niega que haya perdido alumnos

Alumnos, en una jornada de orientación de la Universidad de Oviedo.Alumnos, en una jornada de orientación de la Universidad de Oviedo
Alumnos, en una jornada de orientación de la Universidad de Oviedo

Redacción

El Plan de Ordenación Docente para el próximo curso en la Universidad de Oviedo está a punto de cerrarse. Muchas carreras técnicas, sobre todo aquellas catalogadas como de nivel experimental dos -que son las que están por detrás de las sanitarias en tecnificación-, han visto reducidos los grupos de alumnos en las clases expositivas, en las tutorías grupales o en las prácticas de laboratorio, cada una en función de su estructura. Así ha sucedido en Biología, Química, Geología, Recursos Mineros y Energéticos o Ingeniería Civil en Mieres o en algunas carreras de la Facultad de Ciencias. El vicerrector de Organización Académica, Juan José del Coz, señala que no se trata de un ajuste general sino de una planificación en función de la matrícula prevista para el próximo curso. No están muy de acuerdo con esto en Biología. El decano, José Manuel Rico, señala que sus números van a ser similares pero que el Rectorado les ha exigido reducir su organización. Los alumnos de este grado han recibido la noticia con gran malestar sobre todo por las prácticas. Denuncian que en algunas clases en el laboratorio estarán hacinados y no tendrán material suficiente para trabajar. «Habrá casos en los que tengamos que compartir hasta el microscopio», critica Fabián Rodríguez, portavoz de las asambleas de estudiantes.

La negociación entre el vicerrectorado y los decanos comenzó ya en marzo. Ese fue el mes en el que Juan José del Coz les pasó sus previsiones para el próximo curso, el primer borrador de ese Plan de Ordenación Docente. Del Coz indica que no se planificó ningún cambio en bloque para el nivel de experimentalidad 2, que son las más técnicas, donde las prácticas de laboratorio cobran especial importancia. Pero sí precisa que se hizo una propuesta en función del número de alumnos previsto, siempre teniendo en cuenta que por primera vez en la Universidad de Oviedo todos los grados tendrán límite de acceso y nota de corte en caso de que haya más demanda de plazas que oferta. El vicerrector indica que esta restricción ha ayudado a mejorar la planificación. También garantiza que fue consensuada con los decanos y que respeta el número máximo de alumnos por grupos que incluyen las memorias de verificación.

Primeras quejas

Sin embargo, no todo parece tan plácido como lo pinta el vicerrector. En la Facultad de Biología ya se han producido las primeras quejas. Las voces críticas han surgido entre los alumnos, que dicen que han sido informados del cambio hasta que ha sido inevitable. El decano da una versión un poco matizada. José Manuel Rico afirma que se abordó en una comisión de docencia, en la que los estudiantes tienen representación. No obstante, Rico tampoco comparte la versión del vicerrector. Reconoce que se negoció cómo se iba a producir el ajuste de grupos pero también asegura que el recorte vino impuesto y que, además, no hay ninguna reducción de la matrícula que los justifique. «Alumno arriba o alumno abajo nuestros números se mantienen estables», comenta.

El único margen, por tanto, que tuvo el decano de Biología fue para decidir dónde se ajustaba. El vicerrectorado le propuso reducir un grupo en las clases expositivas. En La Facultad consideraron que sería menos lesivo menguar de 10 a 9 los grupos de laboratorio. Rico reconoce que, puntualmente, algún laboratorio puede quedarse pequeño y que puede no haber material para todos, algo que ya denuncian los estudiantes. Pero insiste en que sería algo muy puntual y en que siguen dentro de las cifras máximas de alumnos por aula establecidas en las memorias de verificación de las carreras, que son la Biblia a la que se tienen que atener. «Nuestra primera propuesta es que no hubiera cambios. A la vista de que esto era imposible miramos cómo era menos lesivo», argumenta.

En el caso de Biología, la estructura fijada por el plan de ordenación llevaba sin tocarse desde 2013. No obstante, en la Facultad consideran que esto no es raro porque apenas han registrado fluctuaciones. Los estudiantes asumen que la pérdida de ese grupo ya es irreversible para el curso que viene pero anuncian que comenzarán a trabajar para recuperarla al año siguiente. Denuncian una reducción de la calidad educativa y, sobre todo, esas dificultades para avanzar en la parte práctica. «Compartir un microscopio no parece muy recomendable», explica Fabián Rodríguez.

Otros casos: Ciencias

También la Facultad de Ciencias sufrirá ajuste a partir de septiembre. Lo reconoce su decano, José Manuel Noriega. En su caso, tienes luces y sombras. Pierde grupos en algunas asignaturas pero gana desblobes en otras. El tirón de sus dobles grados, fundamentalmente, ha espoleado su crecimiento en los últimos años. Noriega tampoco está muy de acuerdo con el recorte y también lo ha negociado. No ha conseguido pararlo pero sí ha modificado ligeramente los planes iniciales del Vicerrectorado de Organización Académica. «Con las estimaciones de matrícula, estamos en desacuerdo en un par de materias. No consideramos que sea necesario organizar menos grupos. El rectorado cree que sí. Así que si finalmente se cumplen sus números lo aceptaremos pero si conseguimos algún alumno más no se tocará», explica.

Noriega no va a perder fuerza en esta batalla cuando tiene otras que librar. Explica que tiene clases expositivas con más de 90 alumnos y que eso se hace difícil de gestionar. Ya no son aquellas lecciones magistrales de la Universidad preBolonia. En las clases expositivas se cuenta la asistencia, se encargan trabajos y hay evaluación continua. «Así que son muchos para un único profesor», argumenta. También concede gran importancia a las prácticas. «No es lo mismo que sean 13 que 18. Hay mucha diferencia», comenta. Donde menos influencia puede tener, a su juicio, es en las tutorías grupales. Hay se puede planificar con más margen.

  

  

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

La Universidad de Oviedo recorta grupos en carreras técnicas