IU Federal teme un «sabotaje» electoral en Asturias

Llamazares acusa a la dirección de Madrid de no asumir la decisión de la comunidad y tratarles «como la aldea gala»

Llamazares, en un mitin junto a Daniel Ripa y Alberto Garzón, en Gijón
Llamazares, en un mitin junto a Daniel Ripa y Alberto Garzón, en Gijón

Redaccion

Este jueves tendrá lugar la reunión entre los responsables de Izquierda Unida de Asturias y de la dirección federal para abordar las crisis abierta en la formación después de que se suspendiera la consulta abierta a militantes y simpatizantes para decidir sobre si concurrir en coalición con Podemos y Equo en los comicios autonómicos, locales y los europeos. En esa cita participará el coordinador de IU de Asturias, Ramón Argüelles y, en representación de la dirección federal, el secretario de Organización, Ismael González. Fuentes de la dirección federal han señalado que su propósito es recordar a la asturiana «su obligación de garantizar los derechos de los afiliados y simpatizantes para poder votar la consulta estatal y que, ante un posible sabotaje, IU Federal garantizará la presencia de urnas el domingo».

Desde Asturias, donde una votación celebrada en junio del año pasado se saldó con un apoyo masivo a mantener su «identidad» en las elecciones y concurrir de forma separada a Podemos, se puso en cuestión la consulta planteada desde Madrid denunciado que se habían registrado altas repentinas en el censo de simpatizantes por lo que decidieron suspender esa convocatoria y anunciaron que celebrarían sus propia votación. Este movimiento provocó una respuesta inmediata por parte del coordinador federal, Alberto Garzón, quien les envió una carta advirtiendo que se reservaba el derecho a intervenir la organización. 

Según señalaron desde la dirección federal, Ismael González remarcará que la consulta estatal no es incompatible con realizar otra de carácter territorial. «Como ejemplo, pondrá a las federaciones de Galicia (sin CIF propio) y Andalucía (con CIF propio), que están realizando estos días sus propias consultas, en paralelo a la estatal».

Desde Madrid también se ha calificado de «bulo» la denuncia de que se haya inflado el censo de simpatizantes, e insistieron en que «se trata de las peticiones de personas interesadas en ser simpatizantes que, durante dos años, esta federación no ha atendido. En cumplimiento con la decisión de la Asamblea Político y Social del pasado 12 de mayo, IU Federal les envió un correo electrónico para saber si deseaban participar en la actual consulta, convocada del 12 al 17 de junio. Apenas 38 confirmaron dentro del plazo permitido, por lo que el resto no figura en el censo con derecho a voto para esta consulta».

Como la aldea gala

Por su parte, el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, que no participó en esta decisión de la dirección asturiana pero ha sido uno de los dirigentes más críticos con la confluencia de la coalición con Podemos a lo largo de los últimos años, se pronunció sobre la crisis abierta en la organización a través de su cuenta en tuiter señalando que la dirección federal quiere «doblegar la posición mayoritaria de Asturias de presentarse con su propia identidad y sus alianzas».

También afirmó que la postura de Madrid se resume en un «conmigo o contra mí» y que no respeta las decisiones adoptadas en Asturias y «nos tratan como a la aldea gala».

En declaraciones a la agencia Europa Press y respecto a la cita de mañana, Llamazares señaló que «ya estoy aburrido de que no escuchen en los órganos, no me atrae discutir con quien no escucha». En este sentido, el portavoz parlamentario ha recordado que la decisión de Asturias sobre confluencias ya fue tomada en un referéndum. Se queja ahora de que se pretenda «uniformizar» a la organización con un método «vertical» e «intervencionista».

«Pensaba que hasta ahora decidíamos en nuestro ámbito, pero veo que no», ha añadido. En el caso de Asturias, considera que la decisión no ha gustado en Madrid y ahora intentan «uniformizar» su postura «bajo el paraguas de un plebiscito».

Llamazares considera que la decisión de concurrir a las elecciones en confluencia con Podemos «es un error» ya a nivel estatal. «Pero mucho más error es pretender aplicarla como una plantilla a unas comunidades autónomas y municipios que son muy plurales, con situaciones políticas muy diversas», ha argumentado.

Considera que se hace un «flaco favor» a la organización con este tipo de «imposiciones». Llamazares no oculta su hartazgo. «No escuchan a las federaciones ni a las organizaciones locales que pueden tener una opinión diferente...», ha lamentado.

Alberto Garzón amenaza con intervenir IU de Asturias

Luis Ordóñez
Alberto Garzón, portavoz de IU en el Congreso.
Alberto Garzón, portavoz de IU en el Congreso.

La coalición detectó la aparición repentina de 500 simpatizantes inscritos en la consulta de alianza con Podemos desde la plataforma federal

Una llamada de atención directa y una amenaza de intervención en toda regla. Es la conclusión final de la carta remitida por el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, a la coalición en Asturias después de que se planteara convocar su propia consulta, distinta a la que se celebra en estos días en el conjunto del Estado, sobre la posible coalición con Podemos en las próximas elecciones autonómicas y municipales. La carta de Garzón afirma que con su decisión, los órganos directivos de Asturias deben ser «conscientes de las consecuencias de su flagrante incumplimiento de los acuerdos democrática y mayoritariamente adoptados por los órganos federales» y que advierte a continuación de se reserva «el derecho a ejercer directamente y en exclusiva todas las competencias de Izquierda Unida sobre el territorio de Asturias, incluyendo el uso de la simbología y denominación de la organización en procesos electorales». Asturias había recibido de Garzón una garantía directa de que respetaría su autonomía a la hora de definir sus alianzas electorales en los próximos comicios toda vez que los militantes asturianos había respaldado, con un apoyo superior al 90%, mantener su identidad en las elecciones y concurrir en solitario a las elecciones. En los últimos días, según fuentes de la formación en Asturias, crecieron las sospechas de que el resultado en Asturias pudiera ser adulterado por la inscripción repentina de alrededor de medio millar de simpatizantes que también tendrían derecho a voto.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

IU Federal teme un «sabotaje» electoral en Asturias