Redacción

En la crisis abierta en Foro Asturias se superponen un conflicto abierto entre los principales cargos orgánicos del partido, su presidenta y su secretario general, una grave querella interna en el seno del grupo parlamentario que tendrá que elegir a una nueva portavoz y quizá (aunque todos los implicados lo niegan) un disenso de fondo acerca de cómo se elegirá a su cabeza de lista en las elecciones a la presidencia del Principado. Pero en esa superposición de desacuerdos y rivalidades hay una víctima inesperada que ha pagado con su empleo el choque político: una de las asesoras jurídicas del grupo parlamentario que en este viernes ha perdido su trabajo.

Lo anunciaba Cristina Coto en el comunicado remitido al anunciar su dimisión como presidenta del partido y también como portavoz del grupo, aunque no hizo declaración alguna sobre la posibilidad de entregar el acta de diputada. «Me he visto obligada a cesar a esta trabajadora por razones que no voy a detallar pero que todos ustedes alcanzaran a entender. En mi comunicado del 7 de junio ya les hice referencia a mi preocupación por el coste, en forma de represalias, que toda esta situación estaba generando. Llegado este punto creo que es hora de decir basta, de dar por cerrado este desvarío y de dejar a los trabajadores en paz». Coto insistió en las últimas semanas en que su decisión de extender la jornada de esta trabajadora a jornada completa era «de justicia», que «todo el mundo» en la Junta General sabía que pese a tener un contrato parcial su ocupación se extendía de la mañana a la tarde. Otras fuentes señalaron que su trabajo se prolongaba de continuo semana tras semana, que como no residía en Oviedo y que mayor parte de los días comía «una ensalada» de un restaurante de comida rápida.

Formalmente, desde la directiva de Foro, que desautorizó la decisión de Coto se destacó que en los estatutos de la organización se detalla que todas las cuestiones de organización interna del grupo parlamentario deben pasar por la misma directiva. En su comunicado, como ya hiciera la semana pasada, Coto insiste en que en la práctica nunca ha sido así, ni en esta ni en la anterior legislatura, y que la única diferencia es que en esta ocasión ha habido una discrepancia directa con Francisco Álvarez-Cascos. «No es una pataleta, no mía, es algo que vengo queriendo corregir en su totalidad y no con remiendos desde hace tiempo, porque es una cuestión de legalidad laboral, y por supuesto también de justicia social. En consonancia con nuestro ordenamiento jurídico defiendo que ‘a igual trabajo, igual salario’. Les digo más, la Ley no se pacta, se cumple. La Ley esta fuera de pactos o imposiciones porque no admite matices y mi primera obligación como ciudadana y política es cumplirla, por eso no puedo acatar la decisión de la Comisión Directiva del miércoles, porque no es conforme a Ley», destacó.

Los estatutos de Foro marcan que en caso de dimisión del presidente del partido, se procederá al nombramiento de uno interino por parte de la «comisión directiva correspondiente» hasta la celebración del siguiente congreso del partido. Este cónclave está ya marcado en el calendario y tendrá lugar el próximo 29 de septiembre en el auditorio de Pola de Siero. 

Cristina Coto presenta su dimisión

La Voz
La expresidenta de Foro, Cristina Coto, anunció su dimisión en junio tras ser desautorizada por la Comisión Directiva del partido en relación a su decisión de cambiar la situación laboral de una de las asesoras del grupo parlamentario.
La expresidenta de Foro, Cristina Coto, anunció su dimisión en junio tras ser desautorizada por la Comisión Directiva del partido en relación a su decisión de cambiar la situación laboral de una de las asesoras del grupo parlamentario.

La presidenta de Foro mantiene una crisis con el resto de la directiva del partido, abierta por la ampliación de jornada de una trabajadora

Cristina Coto ha presentado su dimisión. La presidenta de Foro Asturias y portavoz del grupo parlamentario mantiene una crisis abierta con el resto del partido por la ampliación de jornada de una trabajadora. «Para estar y no ser, es mejor no estar», ha dicho Coto en una comparecencia sin preguntas en la sala de prensa anexa al hemiciclo asturiano. Coto se siente «desautorizada» por la Comisión Ejecutiva del partido, que cuestionó esta semana una decisión relativa al personal del grupo. Además ha dicho que en todo este tiempo no ha tenido autonomía por culpa del secretario general de la formación, Francisco Álvarez Cascos.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La trabajadora que paga la crisis de Foro