Cristina Coto ha presentado su dimisión. La presidenta de Foro Asturias y portavoz del grupo parlamentario mantiene una crisis abierta con el resto del partido por la ampliación de jornada de una trabajadora. «Para estar y no ser, es mejor no estar», ha dicho Coto en una comparecencia sin preguntas en la sala de prensa anexa al hemiciclo asturiano. Coto se siente «desautorizada» por la Comisión Ejecutiva del partido, que cuestionó esta semana una decisión relativa al personal del grupo. Además ha dicho que en todo este tiempo no ha tenido autonomía por culpa del secretario general de la formación, Francisco Álvarez Cascos.

El enfrentamiento se disparó en las últimas semanas después de que Coto aprobara la extensión de parcial a jornada completa de una trabajadora del grupo parlamentario, una asesora jurídica, decisión que fue revocada por los otros dos diputados de Foro en los Junta General, Pedro Leal y Carmen Fernández. Tras ese conflicto, ambos diputados comparecieron para explicar su decisión y sugirieron que se plantearían retirar a Coto como portavoz parlamentaria. 

En la misma jornada, Coto leyó un comunicado en el que defendía su autonomía para tomar decisiones de este tipo y apuntaba a un enfrentamiento directo con el Secretario General y fundador del partido, Francisco Álvarez Cascos, sin nombrarle para señalar que el origen de la crisis estaba en esta discrepancia. El pasado miércoles, la Comisión Directiva de Foro Asturias celebró una reunión que se saldó con una desautorización de la presidenta y la exigencia de que la situación de la trabajadora volviera a ser de contratación parcial-

Tanto en esa reunión como en las declaraciones previas de Coto, todas las partes insistieron en reiterar que la crisis abierta en el seno del grupo no tenía ninguna relación con la elección de quién encabezaría el cartel electoral en los próximos comicios autonómicos, después de que toda una serie de agrupaciones locales, con la de Siero en primer lugar, pidieran que fuese la actual alcaldesa de Gijón Carmen Moriyón. Coto insistió en su comunicado en que también respaldaba Moriyón pero deslizaba una puntilla hacia Cascos al indicar que «ese ánimo y ese apoyo son reales; tan solo deseo que, si finalmente toma el mando de Foro, tenga, siquiera, un gramo mas de autonomía del que yo he tenido y tengo, porque el tiempo me ha demostrado que algunos necesitan tener siempre en sus vidas un enemigo a batir en la propia casa si comete el error imperdonable de pensar y actuar por sí mismo, aunque sea una sola vez».

Así desautorizó Cascos a Coto como presidenta de Foro

Luis Ordóñez
Francisco Álvarez-Cascos, Isidro Martínez Oblanca y Cristina Coto en la presentación de una campaña de promoción de la sidra asturiana.
Francisco Álvarez-Cascos, Isidro Martínez Oblanca y Cristina Coto en la presentación de una campaña de promoción de la sidra asturiana.

El partido estalla con un enfrentamiento directo con el secretario general por la intención de ampliar la jornada de una trabajadora del grupo

Foro afronta la recta final de la legislatura con un enfrentamiento inédito entre su presidenta, Cristina Coto y su secretario general, Francisco Álvarez Cascos, a su vez fundador del partido y voz indiscutida en su seno. Hasta ahora. En el entorno de Coto destacó que la presidenta se había sufrido una «desautorización continua» tanto a la hora de tomar decisiones de ámbito interno en la organización del grupo como en la orientación de determinadas votaciones en la Junta General, y en cuestiones de enjundia. Sin embargo ha sido una cuestión laboral, una «decisión de justicia» según las mismas fuentes las que hay llevado a la ruptura pública y abierta entre las dos principales autoridades de Foro.

Seguir leyendo

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Cristina Coto presenta su dimisión