Siente la naturaleza en estado puro

El Parque Natural de Somiedo es, además, Reserva de la Biofera y hogar de múltiples especies animales

Observacion de fauna salvaje en Somiedo
Observacion de fauna salvaje en Somiedo

Redacción

Sus paisajes, su fauna salvaje, su flora reluciente, su gastronomía, sus gentes. Todo ello hace de Somiedo un rincón privilegiado donde la naturaleza exhala pureza. Declarado Parque Natural en 1988 y Reserva de la Biosfera en el año 2000, está formado por grandes cumbres, hermosos lagos y frondosos bosques que sirven de cobijo y refugio para multitud de especies animales.

Lago de la Cueva. GDR Camin Real de la Mesa
Lago de la Cueva. GDR Camin Real de la Mesa

Lo cinco valles principales que lo forman corresponden a los ríos que lo surcan: Saliencia, Valle del Lago, Puerto y Pola de Somiedo, Perlunes y Pigüeña. Pero en este enclave hay mucho más. Numerosos lagos y lagunas de gran tamaño y belleza, como La Cueva, Calabazosa y Cerveriz, más conocidos como los lagos de Saliencia, situados a una altitud de 1.600 metros que permitirá disfrutar de una panorámica inigualable. También está el lago del Valle, el más extenso, situado a la vera de los picos Albos y la peña La Mortera.

El territorio de Somiedo es resultado de unas características conjugadas. Su climatología y las diferentes alturas que lo componen lo convierten en un lugar fuertemente resguardado de los crudos inviernos e ideal para las labores de agricultura de montaña y trashumancia. Es por ello que en sus terrenos destacas las archiconocidas brañas, elemento esencial del paisaje del lugar. Actualmente existen más de 500 cabañas distribuidas por todo el parque y en sus alrededores se desarrolla, como antaño, el trasiego de reses en busca de los mejores pastos.

Cabaña en Saliencia
Cabaña en Saliencia

Su paisaje resulta ser uno de los más accidentados de Asturias dados sus desniveles, que oscilan de los 400 a los 2.200 metros. Sus características geológicas tienen gran consideración ya que calizos, silíceos y areniscos, entre otra variedad de materiales, se disponen en sus terrenos formando espectaculares formas cártsicas. En suma, se trata de un espacio de contrastes entre cumbres y depresiones, que dejan visible la huella de los movimientos tectónicos sufridos en sus numerosos cabalgamientos, fallas y pliegues.

La Fauna

En el Parque Natural de Somiedo la fauna resuena entre la flora. Allí, grandes y pequeños mamíferos, más de cien aves y una veintena de anfibios y reptiles conviven en perfecta armonía. Su abrupta orografía y la existencia de zonas elevadas permite que especies montañosas como el Rebeco, el Águila Real, el Gorrión Alpino o el Mirlo Capiblanco, entre otras muchas, tengan su hogar.

Beneficiado por su apenas existente deterioro vegetal, también se pasean a sus anchas especies propias de zonas forestales como el Corzo, el Venado, el Gato Montés o el Jabalí. Asimismo, gracias a que el ser humano ha sabido ser respetuoso con este maravilloso enclave (se trata de una zona muy poco habitada), Somiedo es, a día de hoy, un gran refugio para especies como los osos Pardos, Lobos y urogallos.

Somiedo fue el primero de los espacios del Principado en recibir el reconocimiento de Parque Natural. El objetivo de tal distinción era favorecer la conservación de sus ecosistemas, hábtitats y especies, así como mejorar la vida de sus habitantes, y mantener el patrimonio etnográfico y la actividad agropecuaria compatible con su conservación. Cuando el viajero se acerque podrá comprobar que esos objetivos se han cumplido con gran eficiencia y que en el futuro, el Parque seguirá siendo un enclave donde la naturaleza demuestra su gran pureza.

 

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Siente la naturaleza en estado puro