Pedro Sánchez concede a Asturias un balón de oxígeno de 50 millones

El Gobierno central dará dos décimas adicionales de margen a las comunidades autónomas en las previsiones de déficit para 2019

Pedro Sánchez en el Congreso
Pedro Sánchez en el Congreso

Redacción

Asturias recibirá un balón de oxígeno en forma de millones de euros el próximo año. El Gobierno central prevé relajar dos décimas el objetivo de déficit de la comunidades autónomas para 2019, que pasaría del 0,1 al 0,3% del PIB, según han informado fuentes del Ejecutivo. La medida tendrá un impacto en Asturias de unos 50 millones, que será la cantidad en la que podrá aumentar el déficit el Ejecutivo autonómico. En el conjunto de España, la medida supondrá unos 2.500 millones adicionales.

Esa medida será previsiblemente anunciada hoy el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en su comparecencia ante el Congreso para presentar su programa de gobierno, coincidiendo con el primer mes y medio desde su llegada al Palacio de la Moncloa. Dentro del repaso a su programa de gobierno, Sánchez hará hincapié en la relevancia que desde Moncloa se da a las cuestiones de carácter social, con la mirada puesta en la tramitación de los presupuestos generales del Estado para 2019 después del verano.

Los 50 millones están calculados en base al PIB autonómico de 2017. Ese año, la «riqueza» de la región supero los 22.900 millones. El 0,3% son 70 millones, que es el margen aproximado que tendrá la región en 2019. El 0,1% (el techo anterior) son unos 23 millones, por lo que el margen extra será de unos 50 millones. Para alcanzar el equilibrio en las cuentas habrá que esperar a 2020 o 2021.

El cambio se produce después de que la semana pasada el Gobierno de Pedro Sánchez anunciase que el nuevo déficit para todas las administraciones públicas será del 1,8% en 2019, cinco décimas más del previsto anteriormente. De ese incremento, dos serán para el nuevo margen de las comunidades autónomas y las tres restantes para el sistema de la Seguridad Social. 

El nuevo escenario deberá ser aprobado por el Consejo de Política Fiscal y, posteriormente, sometido a consideración por las Cortes. La medida supondrá un gasto adicional de 2.500 millones, pero su aprobación no será tan sencilla. Si el PP no apoya la medida en el Senado, o si al menos no se abstiene, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no podrá alterar los planes comunicados a Bruselas para las próximos años. El techo de gasto solo precisa la comunicación al Congreso, pero los cambios en los objetivos de déficit necesitan el voto favorable tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado.

Pedro Sánchez dará explicaciones en el Congreso

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, comparecerá este martes en el Pleno del Congreso para explicar su programa de gobierno, un mes y medio después de tomar las riendas del país, y para dar cuenta, además, del contenido del último Consejo de Jefes de Gobierno de la Unión Europa (UE), celebrado a finales del pasado junio.

Sánchez ya acudió a la Cámara Baja el 27 de junio para recabar la opinión de la oposición antes de esa cumbre europea, pero en la última Junta de Portavoces ya se habló de celebrar una segunda comparecencia la segunda semana de julio para informar de sus planes de gobierno, como le reclamaban el PP y Ciudadanos. Al pasar los días y no registrarse esa petición de comparecencia por parte del Gobierno, que es quien puede facilitar la celebración de un Pleno del Congreso en un mes como julio --fuera del periodo ordinario de sesiones--, el PP reclamó una reunión de la Diputación Permanente para forzar la convocatoria del Pleno.

Finalmente no ha sido necesario reunir a la Diputación Permanente porque el propio Sánchez pidió comparecer para dar cuenta del resultado del Consejo Europeo y de sus planes de gobierno y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, fijó esta segunda comparecencia para este martes.

Así, a partir de las nueve de la mañana, Sánchez subirá a la tribuna a explicar las líneas maestras de su gobierno después de que se hayan completado las comparecencias de todos sus ministros en las correspondientes comisiones del Congreso. Tras su exposición inicial, sin límite de tiempo, será el turno de los grupos parlamentarios, que intervendrán de mayor a menor, con excepción del Grupo Socialista que lo hará el último. Cada portavoz contará con doce minutos para intervenir y con una réplica de cinco minutos más, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias. 

Así, el primero será Grupo Popular, seguido de Unidos Podemos, Ciudadanos, Esquerra, PNV, los siete partidos del Grupo Mixto, y el Grupo Socialista. El presidente decidirá si contesta a todos de uno en uno o en bloque. En todo caso, Sánchez dispondrá de todo el tiempo que considere necesario para responder a los grupos, como es habitual en estos debates.

Sobre el contenido de su discurso, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha adelantado que el jefe del Ejecutivo anunciará una iniciativa relacionada con la transparencia de la amnistía fiscal aprobada en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Ábalos ha rehusado dar detalles pero sí ha reconocido que cualquier medida no podrá ser retroactiva, tal como ya ha dicho la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha reconocido que la normativa vigente impide dar a conocer los nombres de las personas que se acogieron a aquella regularización hace seis años.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Pedro Sánchez concede a Asturias un balón de oxígeno de 50 millones