La Asturias más auténtica se encuentra en la Montaña Central

La comarca se compone de los concejos de Aller, Lena, Mieres, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa

Aller
Aller

Redaccion

A la comarca de la Montaña Central, situada en el centro de Asturias y limítrofe con León, solo le falta el mar para aunar todos los elementos que destacan de la cultura asturiana. Gastronomía, vestigios históricos, estaciones de esquí o minería forman parte del recorrido e historia de esta comarca, que se remonta a cientos de años antes de la creación del Reino de Asturias. 

Compuesta por los concejos de Aller, Lena, Mieres, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa, la comarca esconde vestigios de vida astur desde el siglo 26 a.C. en La Carisa, entre los concejos de Lena y Aller. De origen romano y militar, la vía de La Carisa atraviesa la Cordillera Cantábrica de sur a norte. Los primeros pasos de una sociedad que llegaría a establecerse en la zona y construir templos tan espectaculares y tan bien conservados como el de Santa Cristina de Lena, catalogada en 1885 como Monumento Histórico Artístico.

Los verdes paisajes de infarto de la Montaña Central, destacan por sus grandes extensiones de hayedos, robledales, carbayedos y abedulares, castañedos y acebales. No es de extrañar que, en su interior, justo en el concejo de Lena, el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa fuese declarado reserva de la biosfera. Con más de 35.000 hectáreas de terreno se sitúa en el área central de la cordillera Cantábrica. 

Sus rocosos paisajes con pronunciados desniveles han hecho de la Montaña Central uno de los mejores centros de entrenamiento y competición de Asturias. Ya sean carreras a pie, competiciones de BTT, o incluso la Vuelta Ciclista a España, que recorre cada año algunos de los paisajes más complejos de su orografía: el Coto Bello en Aller, La Cobertoria o Cuitu Negru en Lena, o el mítico y temido Angliru en Riosa son algunos de los paisajes más televisivos y complejos de la región.

Caballo en Lena
Caballo en Lena

Las altas montañas son también escenario de otros deportes como en esquí. Lena acoge la estación de esquí Valgrande-Pajares, la más antigua de la Cordillera Cantábrica y la tercera más antigua de España. En Aller, la estación de Fuentes de Invierno, dotada de medios mecánicos de última generación.

Pero la Montaña Central de Asturias no es únicamente paisajes y abrumadoras alturas, sino que, bajo todas las espléndidas vistas que nos ofrece se encuentra una de las mayores riquezas de la región: el carbón. Uno de los ejemplos de ese patrimonio industrial puesto en valor es el poblado minero de Bustiello, en Mieres, aunque existen otros muchos museos que, con el paso de los años se han pasado al sector terciario para ofrecer a sus visitantes experiencias en primera persona de la labora del minero durante el pasado siglo XX.

Gastronomía

Si hablamos de gastronomía, la Montaña Central alberga una gran variedad de productos artesanales con los que inundar el paladar de sabores y texturas. En Morcín, se encuentra uno de los quesos asturianos más sabrosos: el Afuega'l Pitu, ya sea blanco o roxu de trapo, que tiene su festival anual. El pote de nabos, berzas, las casadielles o el brazo de gitano completan un menú de lo más sabroso. En Ribera de Arriba destacan, por supuesto, los arbeyos y las fresas. También la carne de jabalí o corzo, así como el cabritu con patatines.

En Riosa se elaboran con mimo platos sencillos pero con espectaculares materias primas como la caldereta de cabrito, el picadillo de matanza o los revueltos de setas. Como postre, la tarta de avellana. En Mieres, los platos típicos del concejo son el pote con rabadal, el pitu caleya, la merluza a la cazuela y la tarta dalia. En Aller destaca el panchón, un postre elaborado con harina d escanda, manteca y azúcar. En Lena las fariñes (leche y harina cocida, las boroñes (pan con harina de maíz) y los suspiros de Payares.

Flora y fauna

El Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras está representado por el haya y el castaño, los brezos y los tojos. En el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, un tercio de la superficie total se encuentra ocupada por bosques maduros, donde el haya vuelve a ser el protagonista que ocupa las laderas orientadas a umbría y tras él los rebollares, los bosques de roble albar y abedul o el carbayo. 

En cuando a la fauna, algunos de los animales que destacan son los jabalíes, lobos y zorros. También los venados, que durante los meses de septiembre y octubre son los protagonistas de uno de los espectáculos más fascinantes de la naturaleza: La Berrea, la época de celo de estos animales. 

La Berrea
La Berrea

Durante La Berrea los venados emiten berridos con el fin de llamar la atención de la hembra y alcanzar su dominio, todo un recital que en ocasiones se acompaña con el sonido del choque de las cornamentas de los machos en su lucha por conseguir a la hembra. El Ayuntamiento de Aller realiza escapadas turísticas en torno a este espectáculo para que cualquiera pueda presenciarlo al amanecer o al atardecer.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

55 votos
Comentarios

La Asturias más auténtica se encuentra en la Montaña Central