Asturias cierra agosto con más víctimas en la carretera que el año pasado

Tráfico registra menos accidentes mortales pero dos fallecidos más

El coche en el que viajaban las víctimas quedó destrozado tras chocar contra un camión
El coche en el que viajaban las víctimas quedó destrozado tras chocar contra un camión

Redacción

Son los datos provisionales recogidos a 24 horas del accidente de la Dirección General de Tráfico (DGT). Es decir, que todavía la cifra puede moverse. Pero las estadísticas oficiales recoge un incremento del número de víctimas en carretera registradas en Asturias hasta finales del mes de agosto. Se han producido menos accidentes mortales pero más fallecimientos. Una de las causas de este contraste son los dos graves siniestros registrados en el suroccidente, en Cangas del Narcea y en San Tirso de Abres, con múltiples víctimas, todos jóvenes.

Los datos de la DGT están actualizados a fecha 28 de agosto de 2018 e incluyen el balance acumulados hasta el día 27. Es decir, tiene pendientes cuatro días más. Según ese recuento, en los ocho primeros meses del año se produjeron 19 accidentes mortales, uno menos que en el mismo periodo del 2017. Sin embargo, si el año pasado la estadística arrojaba 19 fallecidos, este se eleva a 21. Los datos asturianos no son buenos como tampoco lo es el balance nacional. Para el mismo periodo, sumadas todas las comunidades, ya 786 víctimas, 21 más. Además del Principado, la mortalidad en las carreteras también ha subido en Aragón, Canarias, Cantabria, Cataluña, Galicia, Navarra, Comunidad Valenciana y País Vasco. En cambio, en Andalucía ha conseguido recortar de manera espectacular la siniestralidad y las muertes, con indicadores que oscilan entre el 15% y el 20%.

Balance

La segunda quincena de junio fue especialmente trágica. La muerte de Celia García Otero, una joven de 24 años que perdía la vida en un choque frontal con un coche pilotado por un septuagenario se une a otros cinco fallecimientos en solo seis días. El primer accidente mortal se registró la tarde del viernes, 15 de junio, en San Tirso de Abres, en la carretera N-640. Un brutal choque entre el vehículo en el que viajaban tres jóvenes de entre 23 y 35 años y un camión se saldaba con la muerte de los tres trabajadores de un taller mecánico. Nicolás Andrés Carbonel, Carlos Murias y Andrés Pardo fallecían en el siniestro. Apenas dos horas después, un motorista británico de 40 años, de vacaciones en Asturias con otro amigo, colisionaba contra un coche en una carretera comarcal de Tineo.

La quinta víctima se produjo cinco días después, el miércoles, 20 de junio, aunque la víctima moriría 24 horas después. Se trataba de un vecino de Las Regueras de 75 años, que estrelló estrellar su vehículo contra una fuente. 

Un mes después, durante la celebración de las fiestas de El Carmen, se produjo otro grave siniestro con tres víctimas mortales, esta vez en Cangas del Narcea. Un coche en el que viajaban cinco jóvenes, apenas 24 horas antes de la tradicional Descarga, se empotraba con una furgoneta a poco metros de su destino. En el acto fallecían Sergio Menéndez, y Tania Fernández. Dos días después lo hacía, Elsa Lorences, que había sido trasladada a la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Estudios negativos

La Asociación Española de la Carretera (AEC), un foro que agrupa a las principales constructoras y receptoras de contratos públicos, publicó un informe que deja a Asturias en mal lugar. Es la peor comunidad el mantenimiento de las señales horizontales y las barreras protectoras para los motoristas y la segunda peor en el estado del firme, con una calificación de muy deficiente, en los 3.000 tramos (de 100 metros cada uno) de vías de titularidad estatal y autonómica que han analizado sus técnicos en toda España. Además, suspende en el estado de la señalización vertical.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias cierra agosto con más víctimas en la carretera que el año pasado