Dados de alta otros dos heridos del accidente de Avilés

Solo permanecen ingresados los cuatro pacientes en estado crítico, entre ellos el conductor que sufre amputaciones

Entrada al Hospital de San Agustín, en Avilés, donde se atiende a las víctimas del accidente
Entrada al Hospital de San Agustín, en Avilés, donde se atiende a las víctimas del accidente

Redacción

Once de los quince heridos en el autobús que se empotró ayer contra el pilar de un viaducto de la circunvalación de Avilés, en el que murieron cinco personas, han sido dados de alta, mientras que dos mujeres siguen hospitalizadas en estado «extremadamente grave», y una tercera y el conductor, en estado grave, pero más estables. Los dos últimos pasajeros a los que se les ha dado el alta son un hombre de 43 años que estaba en el servicio de urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y una chica de 28 que había sido trasladada al Hospital de Cabueñes, en Gijón.

En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del HUCA están intubadas y con respiración asistida dos mujeres, mientras que una tercera pasajera y el conductor del autobús, Omar L.M., de 40 años, presentan una situación menos grave y están «clínicamente estables». Tanto el conductor, que sufrió varias amputaciones, como las tres pasajeras, de 44, 56 y 62 años, presentan traumatismos craneoncefálicos, abdominales, de tórax y extremedidades.

Los fallecidos

Entre los fallecidos se encuentran dos jubilados: Arcadio S.G. de 75 años y residente en Piedras Blancas (Castrillón), y Senén A.G., de 77 años y vecino de Gijón, al igual que Ana T.S, de 52 años, que ayer se dirigía a comer a su domicilio tras haber estado trabajando por la mañana en una empresa de Avilés, su primer día tras las vacaciones. También estaba empleado en Avilés y residía en Gijón otro de los fallecidos, José Emilio M.D., de 58 años, que falleció mientras era trasladado al Hospital San Agustín tras el accidente. La quinta víctima mortal, María Begoña M.H., de 55 años, vivía en Soto del Barco y se dirigía a Gijón para pasar el día con algunos familiares.

El siniestro

El violento choque tuvo lugar ayer a las 13:40 horas, 65 minutos después de que el autobús hubiese salido de Cudillero, una pequeña localidad costera del occidente de Asturias, para hacer su habitual conexión con Gijón, con parada intermedia en Avilés. En el momento de la colisión el autobús iba a unos 80 o 90 kilómetros por hora y, tanto por la trayectoria que siguió en los últimos metros de su recorrido, como por la ausencia de frenadas, se baraja como principal hipótesis que el conductor hubiese sufrido un desvanecimiento.

«Un problema de salud» del conductor, principal hipótesis sobre la causa del siniestro de Avilés

La Voz
¿Cómo se produjo el accidente? «Un problema de salud» del conductor, principal hipótesis

La delegada del Gobierno, a falta de los informes médicos, descarta que se trate de un despiste o de un «adormilamiento». Los agentes han realizado las primeras reconstrucciones de la trayectoria del autobús siniestrado

«Un problema de salud» del conductor. Esa es la principal hipótesis de la investigación que se sigue para esclarece las causas del accidente de autobús registrado en la variante de Avilés. Así lo ha confirmado la delegada del Gobierno, Delia Losa, al término del minuto de silencio celebrado al mediodía en la ciudad. Ha apuntado que sobre la calzada no hay rodadas ni huellas que indiquen el conductor hubiera reaccionado antes de impactar contra el pilar. No obstante, para avalar esta teoría serán fundamentales los informes que puedan presentar los médicos que atienden al conductor que se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central (HUCA) en estado crítico. Losa ha recordado que él también es una víctima del siniestro.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Dados de alta otros dos heridos del accidente de Avilés