Redacción

Omar López Macías, el chófer que conducía el autobús siniestrado el pasado 3 de septiembre en Avilés, continúa ingresado en el Hospital Central de Asturias y hasta el momento no se le ha podido tomar declaración al estar aislado por un virus hospitalario, según ha informado TPA Noticias.  

López, natural de Candamo aunque residente en Pravia, con dos hijos y de 40 años de edad, sufrió algunas amputaciones tras el siniestro, en el que fallecieron cinco personas y otras 15 resultaron heridas. El autobús colisionó contra uno de los pilares de la Autovía en Avilés cuando cubría la línea entre Cudillero y Gijón. El conductor afrontó heridas muy graves.

La investigación sobre lo sucedido continúa abierta. Al menos cinco afectados se han personado en la causa por el accidente de Alsa que se sigue en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Avilés.

Un posible problema de salud es la principal hipótesis de la investigación que se sigue para esclarecer las causas del accidente de autobús registrado en la variante de Avilés. Así lo confirmó la delegada del Gobierno, Delia Losa. Apuntó que sobre la calzada no hubo rodadas ni huellas que indicasen que el conductor hubiera reaccionado antes de impactar contra el pilar. No obstante, para avalar esta teoría serán fundamentales los informes que puedan presentar los médicos que atienden al conductor que se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central (HUCA).

Comentarios

El conductor del accidente de Avilés, aislado por un virus hospitalario