El transporte forma un frente común por las térmicas

Las asociaciones del sector en Asturias, Galicia, Castilla León y Aragón advierten de que el cierre de las plantas provocará la pérdida de cientos de empleos

Un cargamento de carbón
Un cargamento de carbón

Las asociaciones del transporte de mercancías por carretera de cuatro comunidades --las de Asturias, Aragón, Castilla y León y Galicia-- ha unido esfuerzos para formar un frente común y manifestar su descontento ante la posición del Ejecutivo central respecto a un cierre acelerado de las centrales térmicas, que según advirtieron, provocaría la pérdida de centenares de empleos en los cuatro territorios toda vez que el transporte de carbón mueve alrededor de un millar de vehículos a diario en las comunidades, 300 de ellos en Asturias.

A través de un comunicado, las asociaciones remarcaron «su profunda preocupación ante la posición favorable, por parte de miembros del Gobierno central, a la descarbonización del sector energético y la supresión de las plantas térmicas en España». En su declaración conjunta recordaron que son alrededor de un millar de camiones los que trabajan en el sector del carbón --en Aragón, 150; en Asturias, 300; en Castilla y León, 350; y en Galicia, 150-- y destacaron que la supresión de las térmicas en España generaría «graves consecuencias indirectas para el sector del transporte de mercancías por carretera en estas comunidades».

Las organizaciones destacaron que los vehículos que se dedican a la rama especializada del transporte de carbón son unos camiones «muy específicos y de difícil reconversión» por lo que su supresión acarrearía la pérdida de 1.000 puestos de trabajo directos. Así han reclamado al Ejecutivo central que «antes de tomar medidas que impliquen el cierre de las centrales térmicas valores todas las consecuencias para todos los sectores afectados, que se tengan en cuenta los miles de puestos de trabajo, directos e indirectos, que se perderían y el daño social y económico que provocaría en unas comunidades autónomas con problemas laborales». 

¿Peligran 60.000 empleos por la descarbonización en Asturias?

Luis Ordóñez
Factoría de Arcelor en Veriña
Factoría de Arcelor en Veriña

Un estudio de CCOO advierte de las consecuencias demoledoras para el conjunto de la industria de una transición energética acelerada

Con el anuncio de Iberdrola, ya en noviembre del año pasado, de su intención de cerrar las centrales térmicas de Lada y Velilla, el presidente asturiano, Javier Fernández, advirtió de que se abria la espita para que Asturias padeciera una «segunda reconversión industrial» con consecuencias demoledoras para el empleo y la economía de la comunidad. A medida que avanzaron los planes de la empresa, y con el nombramiento de Teresa Ribera --declarada partidaria de una descarbonización acelerada-- como ministra de Transición Energética, CCOO le puso números a lo que supondría esa nueva reconversión en términos de empleo: nada menos que 60.000 puestos de trabajo, alrededor del 15% del empleo de toda Asturias. Pero ¿de dónde sale esa cifra?

Seguir leyendo

Comentarios

El transporte forma un frente común por las térmicas