El nudo alrededor de la muerte del concejal Ardines se deshace

La delegada del Gobierno asegura que la investigación avanza y que espera resultados en un breve espacio de tiempo

Manuel González Orviz en el homenaje a Javier Ardines
Manuel González Orviz en el homenaje a Javier Ardines

Redacción

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha asegurado que la investigación para esclarecer el asesinato del único concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines, está «avanzando». Losa ha explicado que confía en que en breve espacio de tiempo habrá «algún resultado» porque no hay «razón» alguna para pensar que la investigación del crimen, perpetrado el pasado 16 de agosto, esté estancada. La delegada del Gobierno ha evitado comentar más detalles sobre la marcha de la investigación para no entorpecer la investigación que están llevando a cabo los integrantes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil como refuerzo al trabajo de los equipos de Policía Judicial de Llanes y Gijón, informa Efe.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes prorrogó a comienzos de este mes y durante otros treinta días el secreto del sumario por el asesinato del concejal de Ardines para facilitar las investigaciones que están llevando a cabo la Guardia Civil. Los investigadores mantienen un gran hermetismo en torno al caso en el que siguen abiertas todas las hipótesis sobre el móvil y aún no ha trascendido detención alguna en relación con el crimen, ni se ha podido localizar el objeto contundente con el que el concejal recibió tres golpes en la cabeza: en la nuca, la cara y la frente.

Javier Ardines, de 52 años y padre de dos hijos, fue asesinado a escasos metros de su domicilio, en Belmonte de Pría, tras salir de su domicilio hacia las seis de la mañana en su furgoneta para ir faenar en su barco, el trabajo con el que se ganaba la vida tras haber renunciado a percibir sueldo como concejal. Cuando apenas había circulado unos 300 metros se vio sorprendido por la presencia de tres vallas de obra que la Guardia Civil cree que fueron colocadas en mitad del camino vecinal para tenderle una emboscada y obligarle a bajar del vehículo para retirarlas.

La investigación de Llanes, pendiente de los listados telefónicos para avanzar

Raúl Álvarez
Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes
Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes

Las compañías empiezan a remitir a la Guardia Civil los registros de la actividad de las antenas en la noche del asesinato de Javier Ardines. Fue uno de los días del año con más móviles en la zona

Fuera por una planificación llevada al extremo del detalle o por simple suerte para los autores del crimen de Javier Ardines, en la parroquia de Pría hubo una enorme actividad de teléfonos móviles en la noche del crimen. El concejal murió asesinado en la madrugada del jueves 16 de agosto, cuando muchos vecinos y veraneantes en la zona aún regresaban a sus casas de la multitud de fiestas populares organizadas alrededor del día 15 de agosto. Además, la Autovía del Cantábrico discurre muy cerca y aporta también centenares de números de personas que atravesaron la zona en aquellas horas. El seguimiento y la localización de las señales de los terminales es una herramienta muy útil en la investigación de los crímenes, como quedó claro en el caso de la desaparición y el asesinato de la joven Diana Quer en Galicia, y en Llanes trabajan ahora algunos de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que participaron en el esclarecimiento de esos delitos. Pero hasta ahora se han topado con la confusión por la abundancia de teléfonos.

Seguir leyendo

Valora este artículo

15 votos
Comentarios

El nudo alrededor de la muerte del concejal Ardines se deshace