Los empresarios asturianos cuestionan que la subida del salario mínimo destruya empleo

Responsables de grandes compañías de la región consideran que la medida afectaría a sectores concretos y que no puede generalizarse sobre sus efectos


Redacción

La medida estrella del pacto presupuestario entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es la subida del salario mínimo a 900 euros. Para que finalmente entre en vigor serán necesarias horas de negociaciones, ya que el PSOE tiene por delante la difícil tarea de pactar las cuentas con los partidos nacionalistas vascos y catalanes. Pese a ello, el debate sobre la conveniencia o no de elevar los sueldos más bajos ha centrado las conversaciones de gran parte de la sociedad desde su anuncio. Frente a los que aplauden la propuesta, hay quien ha alertado de que supondrá destrucción de empleo. Los empresarios asturianos consideran que es complicado hacer previsiones, pero aseguran que su implantación tendría un efecto desigual en los diferentes sectores de la actividad económica. Tienen claro que esa hipotética pérdida de puestos de trabajo no sería generalizada.

Belarmino Feito, presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), es el que se ha mostrado más crítico con la decisión de PSOE y Podemos. El líder de la patronal explica que se trata de un pacto entre dos partidos «por lo que hay que darle la importancia que tiene, entiendo que no es consistente». El empresario afirma que «no sé exactamente a qué obedece», y recuerda que patronal y sindicatos firmaron un acuerdo para una subida progresiva que debería cumplirse. «Sería ir en contra de ese diálogo social», añade el empresario. En su momento, Feito aseguró que ese pacto no era de obligado cumplimiento y se desmarcó del consenso alcanzado a nivel nacional.

Si en algo existe consenso, es en que la medida tendría efectos diferentes en función del sector. Jacobo Cosmen, presidente del grupo ALSA en Asturias, apunta sobre los efectos de esa posible subida del salario mínimo que «hay diferentes opiniones, aunque parece claro tendría un impacto muy diferente de un sector a otro». «En sectores como el transporte no afectaría, ya que ningún convenio está ni cerca de esas cantidades», añade, antes de apostillar que «hay que ir sector a sector más que emitir una opinión general sobre la medida».

Blas Herrero, presidente de Kiss FM, considera que la medida sería beneficiosa. En su opinión, «tenemos que entender que para tener una buena salud económica y financiera es necesaria una buena salud empresarial y que todos los agentes implicados estemos satisfechos. Dicho esto, la subida me parece bien y no vaya a destruir ningún empleo».

El presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, reconoce que es «un tema delicado». Aunque asegura que «todos deseamos que suban los sueldos y que los salarios se dignifiquen, esa medida quizá pueda traer beneficios a corto plazo pero a medio- largo plazo puede suponer una situación de no sostenibilidad en las empresas de algunos sectores».

Respecto a ese diferente impacto en función de la rama de actividad añade que «nuestra actividad, la industrial, se mueve en otros niveles de salarios, pero es cierto que en otras ramas, en las que requieren mano de obra muy intensiva y baja cualificación, ya han adelantado que puede una medida en esa línea puede representar que no pudiesen mantener los contratos».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Los empresarios asturianos cuestionan que la subida del salario mínimo destruya empleo