«Cómo una persona con la que has vivido y amado puede convertirse en tu peor enemiga»

La madre del joven asesinado a tiros en La Felguera publica en su Facebook un comunicado dirigiéndose a los dos detenidos por la muerte de su hijo

Iván C..Iván Castro,  el joven asesinado en Langreo
Iván Castro, el joven asesinado en Langreo

Redacción

«Soy Puri Castro, madre de Iván Castro, el joven asesinado en diciembre de 2017. Agradezco a todo el mundo las muestras de apoyo y solidaridad, y espero que comprendan que necesito un tiempo para poder asimilar los recientes acontecimientos». Así reza el comienzo del comunicado que la madre del joven asesinado a tiros en Langreo publicó en su Facebook, en el que se dirige a los dos detenidos por la muerte de su hijo, tras conocerse los resultados de la última investigación desarrollada por la Policía.

En dicho escrito, narra el duro momento personal que vive, y la consternación que precedió al conocimiento de que la muerte de su hijo fue un crimen pasional, presuntamente cometida por la novia de su hija y su nueva pareja, tal y como como determinaron los agentes responsables de la investigación. «Es muy duro perder a un hijo en circunstancias naturales, y es un golpe que no deseo a nadie. Pero más duro e inconcebible resulta cuando es fruto de la arbitrariedad y la falta de humanidad. Nada justifica privar a un ser humano de su vida, y no logro comprender cómo una persona con la que has vivido y amado puede convertirse en tu peor enemiga», señala. 

Castro también destaca la falta de humanidad de los responsables de la muerte de su hijo, sí como su comportamiento durante la despedida de su retoño. «Además de privar a un ser humano de su vida, tuvieron la desfachatez de fingir consternación y de estar presentes en la despedida a Iván. Una frialdad tan grande y esa desconsideración les hace perder la calificación de seres humanos», afirma. Respecto al devenir del caso, confía en el papel de los agentes involucrados en la resolución del caso, y que los dos detenidos por la muerte de su hijo se les castigue con la mayor pena posible. «Confío en que las investigaciones policiales lleguen hasta el final y se les aplique la máxima condena», comenta.

La muerte del joven langreano se ha esclarecido 10 meses después de que fuera encontrado muerto a tiros en un garaje de la calle Ingeniero Fernández Casariego 8 de La Felguera (Langreo), donde guardaba su vehículo. El Jefe Superior de Policía de Asturias, Jesús Herranz Yubero, explicó hace unos día que se trataba de un crimen pasional. Dos personas, un hombre y una mujer, habían sido arrestados por el homicidio y el hombre ha reconocido ser el autor material de los hechos. Se trataba de la que era su novia y del que se ha convertido en su nueva pareja. Al poco tiempo del crimen, se fueron a vivir juntos. Los agentes pronto sospecharon de su implicación pero tuvieron que desmontar su coartada para poder juntas todas las piezas del puzzle. Quedó así descartado el hecho de que fuera un ajuste de cuentas por un tema de drogas, algo que había afirmado el entonces delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo. 

No había drogas de por medio: la investigación desmiente a Gabino de Lorenzo

La Voz
Gabino de Lorenzo, cogiendo una botella de agua
Gabino de Lorenzo, cogiendo una botella de agua

Delia Losa baraja pedir perdón a la familia del asesinado en La Felguera por las erróneas declaraciones de su predecesor

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, está dispuesta a pedir perdón a la familia del joven asesinado en La Felguera, un caso por el que acaban de ser detenidos la novia del muerto y su actual pareja. Losa afronta así la herencia de su predecesor, Gabino de Lorenzo, que dijo públicamente que todo apuntaba a que el móvil era un asunto de drogas. Esto, en su momento, provocó gran malestar en el entorno del fallecido, que había recibido tres tiros en un garaje, y ahora se ha confirmado que era un enfoque totalmente erróneo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«Cómo una persona con la que has vivido y amado puede convertirse en tu peor enemiga»