Natalio Grueso queda en libertad tras reunir 40.00 euros en unas horas

El principal imputado del caso Niemeyer tendrá que comparecer dos veces a la semana en el juzgado

Natalio Grueso a su llegada a los juzgados
Natalio Grueso a su llegada a los juzgados

Redacción

El exdirector general de la Fundación Niemeyer, Natalio Grueso, pendiente de un juicio por el que afronta una pena de 11 años de prisión, saldrá en libertad provisional en las próximas horas tras consignar los 40.000 euros de fianza que le ha impuesto hoy mismo la Audiencia Provincial de Oviedo. Ha tardado apenas unas horas en reunir la cantidad solicitada. Grueso se encontraba entra en prisión provisional sin fianza en la cárcel de Asturias desde el 18 de septiembre en cumplimiento de la orden dada por el tribunal por encontrarse en paradero desconocido y haber facilitado dos domicilios en los que no residía, lo que había imposibilitado entregarle la citación al juicio por las presuntas irregularidades cometidas al frente del Niemeyer.

En el auto, además de la fianza, los magistrados imponen como condición al exdirector general del Niemeyer que facilite un domicilio y un teléfono de contacto y que comunique al tribunal cualquier cambio. Además, deberá comparecer ante el Juzgado de guardia todos los lunes y viernes de la semana y se acuerda la retirada del pasaporte con prohibición de salida del territorio nacional. Los magistrados de la Sección Tercera han atendido finalmente la petición del abogado Fernando Burgos, que defiende a Grueso, quien solicitó la libertad provisional al rechazar el riesgo de fuga.

Natalio Grueso afronta una petición fiscal de once años de cárcel, diez años de inhabilitación y multa de 24.000 euros por su supuesta implicación en delitos relacionados con la emisión de facturas falsas o manipuladas. El juicio fue suspendido el pasado 24 de septiembre para concederle al nuevo abogado de Grueso un plazo de un mes para estudiar la causa, compuesta por 20.000 folios, y aún está pendiente de nuevo señalamiento.

Junto a Grueso serán juzgados el agente de viajes J.M.V.R., que afronta una petición fiscal de ocho años como presunto cooperador en sendos delitos de estafa y malversación, y el abogado José Luis Rebollo, exsecretario de la Fundación Niemeyer, como supuesto cooperador necesario en un delito societario, sobre quien pesa una petición fiscal de 2 años y 3 meses.

En el banquillo de los acusados también estarán J.P., exmujer de Natalio Grueso, a quien el fiscal imputa por su complicidad en un delito continuado de malversación por el que pide 2 años y 6 meses, y Marc Martí, exjefe de producción del Centro Niemeyer, que afronta una petición de un año y medio de prisión por su supuesta complicidad en un delito de malversación.

Comentarios

Natalio Grueso queda en libertad tras reunir 40.00 euros en unas horas