Redacción

La nieve comienza a cubrir Asturias, que se prepara para la primera gran nevada de la temporada de invierno. Durante la mañana, ha llovido con intensidad en gran parte de la región y,a partir, de los 800 metros los copos han comenzado a caer. Los primeros seis puertos en los que es necesario utilizar cadenas aparecen señalizados en rojo en la web del 112 Asturias y la Guardia Civil de Tráfico ya tiene habilitado un carril en la A-66, a la altura de Villallana, en el concejo de Lena, para retener a los camiones que salen hacia la meseta si la situación se complica en exceso. Ahora mismo, en Pajares ya es necesario circular con precaución. Está cerrado a camiones y los coches necesitan cadena. En la autopista del Huerna ha nevado sin demasiada intensidad, de manera, intermitente. Los termómetros van a la par. Se han desplomado por debajo de cero a primera hora del día. 

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada la alerta amarilla por nevadas y lluvia en toda la franja sur del Principado y en el litoral oriental, solo por lluvias, que pueden llegar a caer con gran intensidad. Pueden caer hasta 40 litros por metro cuadrado en algunas zonas de la región y la acumulación de nieve en 24 horas puede rozar los 20 centímetros. El frío también apretará. En muchos concejos del interior, las máximas no llegarán a los 10 grados y las mínimas estarán en torno a cero o por debajo. El veroño se ha ido de forma rápida, sin transición.

A última hora de la mañana, la web del 112 Asturias informaba de que había seis puertos con cadenas. Eran los de de San Isidro, en Aller; Leitariegos, en Cangas del Narcea; Tarna, en Caso; San Martín y San Lorenzo, en Somiedo; y Ventana, en Teverga. Además, es necesario utilizar cadenas en la carretera de acceso a Sotres y en Los lagos y está cerrado el tramo de Tuiza al puerto de la Cubilla, en Lena. Por su parte, el mapa de la Dirección General de Tráfico (DGT) ya reconoce que hay un carril cortado en Villallana. Lo denomina un embolsamiento. Es el espacio que tiene reservado para los camiones. 

Las imágenes en el acceso a Pajares ya son completamente blancas. Una de las imágenes que acompaña esta información, tomada en la vertiente leonesa del puerto, ya muestra a un coche de la Guardia Civil que reclama precaución dentro de una calzada en la que las rodadas de los coches dejan su huella en la nieve. 

Las mínimas parecen seguir bajando. Aemet indica que el momento más frío de este sábado, 27 de octubre, se ha registrado a las dos menos diez de la mañana, precisamente, en el puerto de Pajares. A esa hora el termómetro marcaba -1,9 grados. Casi a las nueve y media, en Leitariegos el registro ha descendido a -1,6 grados. El ránking de los cinco puntos más fríos lo completan Degaña, con cero grados; Aller, con 1,6 grados; y con 3,6 San Antolín de Ibias.

La predicción para la tarde y para el domingo es incluso peor. El cielo permanecerá cubierto con lluvias generalizadas y no descarta que se registren tormentas persistentes y localmente fuertes en el extremo oriental y con granizo menudo en el litoral. La cota de nieve irá desendiendo de los 1400 hasta unos 800 metros y las temperatura seguirán el mismo camino.

La nieve desciende las cumbres y cubrirá Tineo o Campo de Caso

Carmen Fernández
Nieve en Pajares
Nieve en Pajares

Meteorología prevé que la cota desciende a 600 metros el domingo. Los termómetros se desplomarán por debajo de los 0 grados

El último fin de semana de este veraniego octubre trae tras de sí, además del cambio de hora, un frente frío que hará que el invierno entre con fuerza en la región. El cielo asturiano se teñirá de gris durante, al menos, los próximos tres días, con avisos de tormenta y lluvias intensas. Además, la zona suroccidental asturiana, así como la cordillera y los Picos de Europa se verán afectados por grandes nevadas entre el sábado y el domingo, en el que la nieve tomará un espesor de 10 centímetros. Es la primera alerta por nevadas de la temporada.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias se prepara para la primera gran nevada