El Principado investigará el mantenimiento de las líneas de alta tensión

El Gobierno encargará un informe para ver si las compañías mantienen la separación mínima exigida entre los árboles y los tendidos

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y el alcalde de Aller, David Moreno, en medio de la nevada
El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y el alcalde de Aller, David Moreno, en medio de la nevada

Redacción

Primera nevada del año y ya hay 15.000 asturianos sin suministro eléctrico y sin red de telefonía. Las empresas telefónicas dice, además, que la mayor parte de sus cortes se deben, precisamente, a que sus estaciones se quedan sin energía. La escena se ha repetido con frecuencia cada vez que un temporal irrumpe con intensidad en Asturias. Así que el Gobierno del Principado ha decidido dar un paso al frente y vigilar que el mantenimiento de las torres de alta tensión y los tendidos se están realizando de manera adecuada. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha anunciado que encargará un informe para ver si las compañías están cumpliendo los parámetros de mantenimiento que se exigen en una normativa.

Martínez ha reconocido que lo primero es atender las emergencias. Pero, en cuanto pase el aviso, lo siguiente será pedir explicaciones a las empresas. «Tienen un reglamento que cumplir», ha explicado el consejero. ¿Qué pueden hacer para evitar esta caída masiva del suministro cuando nieva? Ha dado alguna pista. Por ejemplo, tendrían que vigilar que se cumple la distancia de seguridad mínima exigida entre las líneas de alta tensión y las masas arbóreas. Se da la circunstancia de que el Gobierno ha atribuido a la caída de árboles la mayor parte de las incidencias en el suministro.

«Pediremos información detallada», ha insistido Guillermo Martínez, que ha recordado que las empresas son las primeras interesadas en prestar un buen servicio y en evitar que sus clientes se queden sin servicio durante los temporales.

El temporal borra el veroño de un plumazo

Susana D, Machargo
Base de las brigadas forestales en Tineo
Base de las brigadas forestales en Tineo

Miles de asturianos llevan todo el domingo sin luz ni teléfono por el corte del suministro. El tráfico ferroviario con la meseta está interrumpido y por carretera reabre de manera intermitente. Cinco localidades marcan el récord de lluvia del país

El primer temporal del otoño ha sido mucho más que un aviso. Ha golpeado con intensidad y casi a traición a una Asturias que hace apenas una semana aún se bañaba en el Cantábrico a 20 grados. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había activado la alerta amarilla por lluvias y por nevadas a partir de los 600 metros. Pero lo cierto es que la cota descendió por debajo de los 300 metros y cubrió, sobre todo, en las cuencas localidades como Mieres, Moreda, Pola de Lena, La Felguera o El Entrego. Hasta aquí todo hubiera quedado en una estampa pintoresca. Pero lo cierto es que ha nevado con tal intensidad que pronto comenzaron los problemas de comunicaciones y suministro. La salida con la meseta ha estado intermitentemente cerrada para camiones y el transporte ferroviario con la meseta se mantiene suspendido. Miles de asturianos se han quedado sin suministro eléctrico y sin red de telefonía móvil, principalmente debido a la caída de las redes, derribadas por los árboles. Hay pueblos de la cordillera incomunicados, como Sotres. Tampoco a Tarna se ha podido ascender. El medidor del refugio del Meicín ya señalizaba una acumulación de casi 70 centímetros.

Seguir leyendo

Comentarios

El Principado investigará el mantenimiento de las líneas de alta tensión